Alumnos de la EEM Nº 2 relataron su experiencia en Salta

Los alumnos de la Escuela Media Nº 2, que realizaron un viaje solidario a Salta, contaron esta mañana su experiencia, en conferencia de prensa, diciendo que en la provincia los habían recibido muy bien, que la experiencia había sido muy buena y que les habían ofrecido todas las comodidades.

Uno de los objetivos del viaje era el de recorrer las comunidades indígenas y a esta experiencia también se refirieron diciendo que hay mucha pobreza, que las comunidades no se sienten ayudados por nadie y que esa ayuda la necesitan y mucho, que el gobierno no los ayuda, que los niños en tiempos de cosecha son llevados a trabajar por sus padres, que a los 12 años es como que alcanzan la mayoría de edad ya que deben comenzar a trabajar, que no hay controles de natalidad y que el dinero que les llega a los comedores no es suficiente al punto de que los mismo maestros deben aportar dinero propio.

En cuanto al modo de subsistencia de estas comunidades, los chicos expresaron que por medio de la venta de artesanías que ellos mismos construyen buscando materias primas en los bosques que son menos ahora, por las grandes empresas que están en el lugar que por medio de alambrados cercan las hectáreas dejándolos sin medicinas incluso y con los tiempos de cosecha.

Los alumnos llevaban ropa para donar, esa ropa no les alcanzó ya que, según ellos, es mucho lo que necesitan.

Las comunidades varían en cuanto a cantidad de pobladores de 1000 a 3000 y manejan los dos idiomas. En las escuelas los maestros son bilingües. “Son muy tímidos, en algunos lugares no nos quisieron recibir por esto. Nos dicen gringos a nosotros. Hay católicos pero son muy Evangelistas, algunas escuelas han tomado esta religión. El salteño los integra pero como son tan tímidos no aceptan la ayuda que les ofrecen”.

Los chicos también relataron que las viviendas eran muy precarias, hechas por los propios habitantes con maderas y nylon como techo. “Es imposible para ellos mejorar si nadie del gobierno los ayuda, los que están cerca de las ciudades se adaptan y mandan a sus hijos al colegio pero los que están mas alejados no”.

En cuanto a la salud dijeron que no están bien, que beben agua de ríos o lagunas y que por ello se enferman, que las principales enfermedades son la desnutrición y la gastroenteritis. Que los caciques son gente de edad avanzada y que fueron ellos los que les relataron la situación.

Por último, los chicos, remarcaron que a estas personas no les agrada que se refieran a ellos con el término de comunidad. “Ellos son argentinos igual que todos nosotros, ellos tienen nuestra misma bandera y ni siquiera aparecen en los mapas, los consideran argentinos solo cuando tienen que votar, son un pueblo olvidado. Son personas muy respetuosas”.