Aceptarnos y amarnos

No podemos reconocernos nosotros mismos si no nos amamos. Y sólo el amor nos permite penetrar más profundamente en nosotros mismos y reconocer quiénes somos en realidad. Amarse a sí mismo no es lo mismo que girar en torno a sí mismo.

Para poder aceptarnos y querernos necesitamos la sonrisa de un niño, el fino humor de un hombre que en su corazón continúa siendo un niño. Quien se toma con demasiada seriedad, o debe agrandarse y hacer alarde de gran personalidad, o se desprecia a sí mismo empequeñeciéndose más de lo que en realidad es, no se acepta ni se ama. Amarnos a nosotros mismos significa amarnos tal como somos.

Anselm Grün