Corona de Adviento y Rosario de los Niños

Estamos iniciando un nuevo Año Litúrgico. Como cada año, por estas fechas, comenzamos a recordar los sucesos más importantes del plan de salvación de Dios para el hombre y, claro está que el primero de ellos es el Nacimiento de Jesucristo: la hermosa fiesta de Navidad.

La redención del hombre se debe a la muerte y Resurrección de Jesús, es decir a la Pascua, pero es lógico celebrar el inicio de esa gran manifestación del amor de Dios, o sea, su venida al mundo,  «Adviento».

Navidad y Adviento no son fiestas independientes. El Adviento nació como tiempo de preparación para celebrar la fiesta de la Navidad.

Domingo 5 de diciembre en la misa de las 11:00 horas, bendición de las Coronas de Adviento”

La propuesta es recorrer el camino previo a la Navidad (los cuatro domingos de Adviento) encendiendo cada semana una vela y rezando en familia.

Lunes 6 de diciembre a las 18:00 horas en el atrio de la Iglesia, rezamos el “Rosario de los Niños”. Así vamos preparando nuestro corazón para celebrar el 8 de diciembre el día la Inmaculada Concepción.