Urnas de 1983

El jueves pasado hubo un encuentro provincial de Centros de Estudiantes en la ciudad de La Plata, más precisamente en la República de los Niños. Allí estuvieron participando alumnos y profesores de los Centros de Estudiantes de Saladillo en una jornada de trabajo donde la voz de los alumnos fue la protagonista.

En un momento, las autoridades de educación secundaria entregaron a los alumnos las urnas  que se utilizaron en las elecciones del año ’83, ¿se acuerdan? ¿las de madera?, con una placa en donde  se lee la siguiente leyenda, “urna  utilizada en las elecciones del 30 de octubre de 1983  en la recuperación de la Democracia”

Hoy esas urnas están en las escuelas y los custodios son los alumnos.

El viernes, cuando llegó la urna a la escuela fue mucho lo que provocó entre los que estábamos presentes,

el recuerdo de las elecciones del ’83,

la movilización de un pueblo ante la recuperación de la democracia,

la alegría de volver a creer en el ejercicio de los derechos,

el compromiso de generar un proyecto político que nos represente, del que formemos parte,

la euforia de la participación, nuevamente…

la convicción de que esta vez la democracia tenía que ser para siempre,

el recuerdo, la tristeza y la añoranza de los que ya no estaban,

la reivindicación de los que dejaron su vida por un sueño colectivo,

la incipiente participación de los que éramos más chicos, pero nos animábamos a ver de qué se trataba…

la alegría contagiosa de un pueblo que sentíamos, se ponía en movimiento nuevamente,

el recuerdo de quien dijera alguna vez “las urnas están bien guardadas”.

Y hoy… estas mismas urnas están en las escuelas, y la representación simbólica que esto significa: los custodios de la democracia son los chicos y es la escuela.

Pero sobre todo la responsabilidad que esto nos genera como trabajadores de la educación y como adultos,

pero aun más, el orgullo que nuestros alumnos nos generan, porque vemos en sus gestos el compromiso con el que se piensan, con el que piensan en los otros, con el que participan, con el que se sienten parte,

Y eso vimos en sus rostros el viernes, cuando llegó la urna… la emoción y el compromiso que sólo ellos nos pueden transmitir y que nos obliga a que cada día tengamos que redoblar nuestro compromiso con la escuela pública, con una escuela para todos, porque de esto también se trata la democracia.

Silvina Cotignola

Directora de la Escuela Secundaria N° 2.