El laboratorio móvil del Instituto Nacional de Vitivinicultura está en Saladillo

El Director de Bromatología, Roberto Dellatorre, presentó a Víctor Capetolo (perteneciente a la delegación de Mar del Plata del laboratorio del Instituto Nacional de Vitivinicultura) que llegó a hacer base a Saladillo para poder tomar muestras de vinos de las ciudades vecinas.

Aseguró que estos análisis determinan la calidad de los vinos que se producen en la zona y que estará realizando esta tarea hasta el día sábado.

Víctor explicó que el laboratorio móvil viene desde la provincia de Mendoza donde está la central del organismo (Instituto Nacional de Vitivinicultura). Este Instituto es un organismo descentralizado del Ministerio de Agricultura y lo que hace es el control de la industria vitivinícola. “Lo que hacemos con este móvil es el control de los productos fraccionados de la zona”.

Afirmó que por el momento los vinos que se encuentran en la zona son de excelente calidad por lo que recomendó su consumo. “Lo que hacemos básicamente es el control de genuinidad y la aptitud para el consumo. Por el momento no hay nada que decir de los vinos, están en perfectas condiciones”.

Resaltó que al sur de la provincia de Buenos Aires existen tres bodegas y en lo que respecta a su delegación hay 12 viñedos con bodegas propias (que producen sus vinos) inscriptos ubicados por la zona de Tandil, Sierra de la Ventana, Coronel Suárez y Coronel Pringles. “Por lo que se ve cada vez crece mas la producción”.

Explicó que son muchos los análisis que se le realizan a un vino pero los básicos son los de toxicidad (metanol y presencia de ferrocianuros), alcohol, acides del vino y el tenor azucarino.

Agregó que desde el año 1996, también se controla alcohol etílico y metanol y en cuanto a los de etiqueta se controla visualmente que las mismas posean indicaciones de volumen, numero de inscripto de fraccionador, número de análisis (es como el DNI del vino).

Destacó que la zona del sur de la provincia es ideal para producir vinos y de esa manera en un futuro convertirse en un productor de alto nivel como lo es la provincia de Mendoza.

Por último manifestó que quienes producen hasta 5000 litros de vino se denominan elaboradores de vinos caseros y los mismos no requieren de las exigencias que requieren las bodegas pero no pueden llevar en las etiquetas la denominación varietal.

Para mayor información e inscribirse como productores viñedos pueden entrar en: www.inv.gov.ar