La herman de Agustina, Ruth, afirmó que la familia cree en la hipótesis de la venganza

Las ultimas novedades del caso Agustina indican que la menor fue traslada a La Plata al Hospital Sor María Ludovico en condiciones estables pero sedada.

En la causa, por el momento queda una sola persona detenida quien fue traslada a 25 de Mayo por seguridad ya que sus familiares se encontraban fuera de la comisaría local.

Mientras sigue la línea investigativa el Ministro Casal aseguró a Infobae que el agresor se trata de una persona del entorno personal de la joven mientras descartó la teoría del violador serial.

La hermana de Agustina, Ruth afirmó que su hermana abrió los ojos y reconoció a su madre que se encuentra junto a ella pero que continúa con fiebre probablemente por el trauma psicológico por el cual atraviesa debido a lo sucedido. “Con la mirada quiso decir algo y ahí nomás se largó a llorar. A mi hermana la quisieron matar porque tiene principio de estrangulamiento, no me cuesta pensar que la han dejado por muerta”.

Afirmó que tanto ella como su familia creen que Agustina fue víctima de una venganza. “Mi hermana en un tiempo va a poder reaccionar, mi hermana sabe quien fue, no tiene pérdida de memoria por eso te digo que mi hermana va a conocer. Recomendación a las personas que no están hablando váyanse de Saladillo porque mi familia de acá no se va a mover. Agustina va a hablar y va a decir quien fue y nosotros no nos vamos a mover por mas amenaza que venga”.

Confirmó que en el día de ayer, ella tuvo un careo con una amiga de Agustina pero que no se pudo completar debido a que entro en una situación de nervios al considerar que le negaban verdades en su propia cara. “Son muchas versiones, a mi me dan una a mi hermano otra y al fiscal otra. Cuando uno miente, miente por algo o por miedo o porque oculta algo o porque sabe algo”.

Resaltó que la chica con la que se realizo el careo le miente. “Hicimos dos marchas, de las amigas no apareció nadie. Desde el primer día que mi hermana estuvo en el hospital aparecieron una sola vez. A la que mas sospecho que sabe la hice entrar a terapia a ver si se quebraba y no dijo nada. Es un cinismo total que para la edad que tiene yo no lo puedo creer”.

Agregó que esta chica en cuestión, que tiene 15 años, es la persona que sabe quienes son los agresores de Agustina. “Dios quiera que se quiebre, ayer llorando le pedí que hable y que diga algo y no lo hizo”.