Policía confirmó los tres hechos sucedidos en pocas horas. Hay un aprehendido y un sospechoso

El Comisario Darío Almendros confirmó que pasadas las 8:30hs de esta mañana un sujeto portando un arma blanca intentó cometer un delito de la modalidad de asalto en una agencia de quiniela de calle Rivadavia casi Pereyra de este medio (Agencia Mario).

Contó que la persona que se encontraba atendiendo el comercio en cuestión se opuso al hecho, sacando corriendo al malviviente que fue perseguido por el mismo y vecinos hasta ser interceptado en Alvear y San Martín donde es detenido por personal policial por el delito de tentativa de robo calificado.

Agregó que aunque no está radicada la denuncia tienen el conocimiento de que en el día de ayer por la noche se habrían cometido dos ilícitos, uno de ellos de similares características en una heladería (Calle Rivadavia frente al Club Huracán) y el otro de modalidad arrebato en la verdulería El Vasquito.

Adelantó que si bien no tienen datos fehacientes los tres delitos los habría cometido el joven aprehendido en compañía de otra persona.

Sobre el joven aprehendido (Federico Correa de 19 años de edad), informó que es mayor de edad, tiene varias causas y fue aprehendido por última vez hace 10 días atrás en la localidad de Roque Pérez luego de que sustrajera una moto Por tal motivo el jueves de la semana pasada fue remitido a una unidad penitenciaria y cuando estaba en camino se recibió una orden del Juzgado de Garantías donde lo convocaban a una audiencia y allí fue puesto en libertad sin llegar al penal.

Interviene en la causa el Dr. Alberto Sarramone.

Resaltó que si bien algunos hechos cometidos no son excarcelables, luego de permanecer unos meses alojados los detenidos en una unidad penitenciaria recuperan la libertad sin haber llegado a un juicio oral y sin haber sido condenados.

Aclaró que los antecedentes, en ciertos casos corren solo para la policía porque no hay una condena por parte de la justicia por los tiempos procesales. “Hay casos donde hay personas son remitidas a una unidad penitenciaria, recuperan la libertad sin haber llegado a un juicio oral y sin haber sido condenados. Tenemos la triste experiencia en este medio que al menos un grupo de 8 a 15 personas han sido aprehendidas en mas de una oportunidad en los últimos 5 años y son conocidos y que una vez que recuperan la libertad vuelven a delinquir por lo cual en un gran porcentaje no se reinsertan a la sociedad como deberían”.