Hasta siempre Poroto querido!!!!

Hace unos días se fue para siempre en silencio, Celestino Novella, «Poroto» y no puedo dejar de recordarlo como esas figuras emblemáticas de Saladillo.

A cuantos nos sacó del apuro «Poroto», cuando íbamos a buscar una suela para la canilla, para el farol del campo, en algunos casos para la cocina Volcán y mientras nos explicaba como inventar la solución, con voz pausada y tranquila, salía el tema de la pesca, su otra pasión, por que yo creo que la primera la tuvo ahí en su negocio de la Av Belgrano (donde yo lo conocí) donde cada cliente, sobre todo la gente del campo que venía a buscar respuestos, cada cliente, decía era amigo y si llegaba por primera vez a su negocio enseguida irradiaba esa confianza que sólo los hombres como él podían, jamás levantando la voz.

Poroto Novella, toda una institución en el comercio de Saladillo, que le hacía comentar a la gente «Andá a lo de Novella que si el no lo tiene, sencillamente no existe lo que vos querés».

Se fue en silencio, casi sin querer despertar sospechas, dejando el ejemplo de hombría de bien, de buenos modales, tan escasos en esta Argentina de hoy.

Hasta siempre Poroto querido!!!!

Miguel A. Turrión