Aceptación

 

“Acepto”. Ésta es una palabra fundamental para recuperar la paz interior, para dejar de sufrir tanto ante las dificultades, los imprevistos, las novedades que te rompen los planes y los esquemas.

“Acepto” quiere decir que no te rebelas ante lo que no se puede evitar, que no desgastarás tus energías lamentándote por algo que no puedes cambiar. Significa también que no te llenarás de nerviosismos inútiles por eso que no tenías previsto y que ahora no puedes evadir.

Cuando llega una visita sin aviso, cuando te enfermas y necesitas un mes de recuperación, cuando te piden una tarea que no puedes rechazar. Ya que no te queda otra cosa más que enfrentar la situación, mejor acéptala y entrega en eso tus energías. Eso será mucho más saludable que hacerlo con un rechazo interno y con una tensión que te desgasta. ¿Para qué enfermarte por dentro sin necesidad? Atiende a esa visita con amabilidad y trata de vivir  bien ese momento, realiza esa tarea con dedicación. Pero ante todo, trata de detenerte un instante hasta que puedas decir con sinceridad: “Acepto”.

VMF