Carta de la Agrupación Evita Saladillo

Al Sr. Intendente de Olavarría
José Eseberri.

Los militantes de la Agrupación Evita de Saladillo reconocemos en usted a un militante político que ha sabido construir su propio espacio y que ha tenido el valor de abrazar junto a su padre la causa que encarnó la acción política de nuestro compañero Néstor Kirchner.

Valoramos la valentía de su padre al jugarse todo su capital político, construido en largos años de militancia en el radicalismo, viendo en este hecho histórico la determinación política sólo condicionada a la conciencia, algo que por cierto merece ser destacado.

Ese reconocimiento no nos impide, hoy, venir a reclamarle desde nuestra militancia peronista en el Frente Para la Victoria, el derecho a definir cual es el rol de nuestros compañeros del  distrito en dicho espacio.

Nuestra concepción militante no admite la dinámica comiteril dentro de la cual usted se formó, y por ende, no admite que se nos diga de alguien, que seguramente va a  ocupar un lugar porque es un buen compañero. Walter Abarca tiene méritos propios para definir sus aspiraciones políticas, pero será la militancia del Frente quien legitime las mismas, y no la dirigencia; de la misma manera, su representante local, el diputado López Mancinelli, con quien no hemos tenido la posibilidad de debatir política en estos tres años en los que ocupa un cargo, al que accedió gracias al esfuerzo militante y el voto del conjunto del Frente Para la Victoria. Nos hubiese gustado discutir con él por qué en pleno conflicto por las retenciones, sus colaboradores directos fueron a recibir al vice Cobos, quien ya había emitido su traidor voto no positivo. Así también hubiéramos querido discutir su apoyo a la candidatura presidencial de Scioli, priorizándola sobre la del compañero Kirchner;  también exigimos una actitud militante, ausente hasta hoy, en la construcción del espacio político que integramos.

Estos son tiempos de definiciones y queremos discutir con cada compañero que se ubique dentro del Campo Nacional y Popular, los objetivos y las formas de las políticas a desarrollar; no asistiremos, como meros espectadores, a la consolidación de viejas prácticas, donde la militancia discute el modelo de país que quiere el pueblo y los dirigentes construyen el que les parece a ellos.

 “… con los dirigentes a la cabeza, ó con la cabeza de los dirigentes.”

Agrupación EVITA de Saladillo. Integrante del Frente Para la Victoria.