El economista Tomás Bulat se mostró preocupado por la no creación de puestos de empleo en el sector privado. Consideró que el gobierno debe devaluar un 40% y que hay que ordenar a los partidos políticos

130426 Tomás Bulat

El economista Tomás Bulat, luego de brindar su disertación sobre actualidad económica del País en la reunión anual del grupo Ricillo, dialogó con los medios que estábamos presentes diciendo que la economía mundial (obviamente descartando Grecia y España) está creciendo y sobre todo países como Brasil, China y Rusia que da una perspectiva de la región es buena y que el horizonte es interesante.

Consideró que es “muy raro” que un Ministro de Economía no pueda explicar cual es la inflación se su País ya que no es una pregunta tan complicada refiriéndose a la nota que le realizara una periodista Griega al Ministro Lorenzino en la cual el mismo se sintió incómodo y se quiso ir. “Lorenzino no es Ministro de Economía, Lorenzino es un Secretario de Finanzas con el cargo de Ministro que ni siquiera es responsable de la inflación, entonces ponerse a contestar sobre la inflación quedo medio empantanado. Aparte le habrá agarrado un ataque de sincericidio, yo no puedo seguir diciendo que la inflación es del 10,2 o 10,4 y se trabó”.

Remarcó que Argentina necesita un Ministro de Economía enserio, sin desmerecer a la persona de Lorenzino, ya que el que tiene el País está ejerciendo como tal pero en realidad no lo es.

En cuanto a una posible devaluación dijo que Argentina le tiene miedo a dicha medida pero porque equivoca el diagnóstico ya que no es el mismo panorama el actual al que se vivió en el 2002. “La gente no tiene plata en los Bancos, la gente no está endeudada en dólares, las empresas no están endeudadas en dólares, ¿Entonces una devaluación que te hace? No te hace nada patrimonialmente, es más un tipo que tiene un auto o un campo le va a valer más. El que tiene dólares guardados le valen mas, si tenían deudas se te caen”.

Aseguró que la devaluación sería de un 30 o 40% y que esto mismo en la Argentina es normal. “Una devaluación del 40 es menos que Rodrigo que fue del 100%, Sigaut del 150%”.

Explicó que el poder adquisitivo de los salarios se tendrán que perder un poco mas pero en términos de dólares y no en pesos ya que va a haber un salto inflacionario pero después no tiene por que haber inflación. “Lo peor que puede pasar es perder el laburo, porque peor que perder un poco del salario es perderlo todo. Entonces cuando yo veo que hace un  año y medio que no se crea empleo privado, que están cerrando fábricas ahora yo estoy mucho mas preocupado porque la gran lección del 2001-2002 es lo que no podes volver a tener el 25% de desempleo porque es la peor de las situaciones. Lo que está pasando es que están destruyendo empleos y esto te pasa porque esta política no la podes aguantar mas en donde los que producen ganan mas que los que especulan”.

Afirmó que el dólar blue es una devaluación y una guía que indica lo que piensa la gente sobre el verdadero valor del dólar, es una referencia agregó.

Manifestó que en la Argentina hay que lograr, como en la mayoría de países, tener una inflación baja y un tipo de cambio móvil. “La idea es que el tipo de cambio suba y la inflación debe ser baja a 5% como máximo y el gobierno que la lleve a 7% no lo votes porque te hunde”.

Expresó que Néstor Kirchner cuidaba más “la caja” y ordenaba aunque ya venían desequilibrios que opinó que no se hubieran dado tan rápido como se están dando en este momento. “Al menos Néstor daba órdenes, acá escucho a uno y escucho al otro. Se enteran de lo sucedido por los diarios, acá hay ciertos descontroles que me preocupan”.

Concluyó diciendo que otro de los problemas de la Argentina es que no hay oposición y justo eso es la gran fortaleza del gobierno. “Una democracia tiene dos partidos grandes y un tercero, no más. Hasta que no ordenemos a los partidos políticos esto va a ser un bolonqui” finalizó.