Mil y un conejos: una revista pequeña para bolsillos pequeños.

Una revista literaria ilustrada, enfocada a la infancia desde su concepción didáctica con una temática principal que es la magia. Desde el concepto de magia generamos material meramente lúdico, como así también juegos pedagógicos para acercar a los pequeños lectores a contenidos educativos de un modo divertido.

Tiene una salida mensual y ya cuenta con siete números en circulación. Cada tapa constituye distintos conejos realizados por diferentes artistas colaboradores, en el último número contamos con la ilustración «Las mamushkas aman los conejos» de Ivanke.

Por definición, el numero “mil y un” cognota la idea de infinito. Buscamos plasmar este concepto abriendo el juego a artistas plásticos e ilustradores que se sumen las colaboraciones de las distintas secciones, en especial la imagen de tapa. Apropósito del libro “Las mil y una noches”, Jorge Luis Borges escribió: “Yo no creo que la belleza reside en el hecho de que para nosotros la palabra Mil es una palabra sinónima de infinito. Decir mil noches, es decir infinitas noches, las muchas noches, las innumerables noches: pero decir «mil y una noches» es agregar un día al infinito. Se agrega un día a la palabra siempre”. Bajo este concepto de adicionar a lo eterno es que ideamos el nombre de la revista.

La idea de infinito, nos invita a pensar en los alcances del proyecto, dando lugar a la participación, ya sea de artistas como de niños lectores que deseen colaborar. Sin embargo, también se vuelven infinitos los modos de apropiación de la revista, resignificando su utilidad, sus sentidos, sus modos de leerla y de entenderla, que son tantos como niños que toman contacto con ella cada mes.

Entendemos la niñez en toda su complejidad, de este modo creemos que cada lector es un ser con características propias, que se halla en un momento particular de su desarrollo donde el aprendizaje es continuo e intenso. Acompañar ese proceso es para nostras un orgullo enorme.

Contamos también con el acompañamiento fundamental de Maria Alicia Esain, escritora infantil, y de Ethel Mariotto, quien con charlas eternas de tras noche nos dio el impulso para que esta revista pueda ser hoy una realidad.

Tapa 7