Feria (*)

Hoy con un día que amaneció desapacible de pronto apareció el sol. Increíble ver el sol debajo de un gran techo, pero así fue el sol estaba en todo lo que es el predio del gimnasio de la escuela n 26.

Allí se había inaugurado la feria de ciencias donde distintas escuelas del partido de Saladillo recreaban un trabajo maravilloso que mancomunados estudiantes y docentes se pudo ver.

Como dije el sol de la creatividad, del recurso propio, de la investigación y la búsqueda, de la emoción y del rescate de personas y personajes que escribieron la historia de esta ahora ciudad.

Uno a uno recorrí los distintos stand, hablando con los responsables de los mismos y los alumnos.

Ahí estaba todo, el pasado y el presente. Las escuelas rurales, las urbanas todos pusieron lo mejor y ¡que bien lo han hecho!,

Los hombres y mujeres del futuro, los estudiantes habían puesto todo su aprendizaje y su amor por lo que hicieron. Créanme se noto. Se que todos tenemos una mirada diferente, pero apuesto que ustedes visitantes de la muestra opinaran igual todos juntos mostrando a puro esfuerzo y trabajo lo realizado.

Bien es sabido que en la niñez es donde se debe apostar a la cultura, la creatividad, el estudio, para que luego de resultas salga esto que hoy vi y me emociono.

Me recompensa esta tarea con tanta mediocridad, tanto tiempo que se pierde en hacer nada.

Cuanto me traje en el corazón. Maestros tan cuestionados muchas veces trabajando junto a sus chicos a destajo para que hoy en Saladillo y debajo del techo de un gimnasio brillara el sol del esfuerzo y la memoria.

(*) Marta Macchi