Aprovechar los momentos

Los momentos importantes de la vida son para celebrarlos con los demás, para hacer fiesta, para recordar con alegría. Pero también lo son para agradecer y alabar. Por ejemplo, un cumpleaños es oportunidad para dar gracias por el don de la vida, el nacimiento de un niño, una reunión familiar, una fiesta patria es el momento para detenerse a reflexionar cuánto se ha aportado por nuestra tierra y nuestro pueblo; la conclusión de una tarea es una oportunidad para agradecer la posibilidad de haber podido dejar nuestro humilde aporte.

De ese modo toda nuestra vida queda llena de consciencia de lo que hacemos y somos y eso nos hace más plenos y más profundos.

Cada momento es una buena ocasión para afrontar presentes, con consciencia todo lo que te está pasando.

María Graciela Ibarra García

Acompañante Espiritual

Centro de Espiritualidad Santa María