Destrozan vidrios de una puerta de la Técnica. No saben si fueron producto de hechos vandálicos sin identificar o pertenecen a internas entre escuelas

El Director de la Escuela Técnica de Saladillo contó que en el día de ayer domingo a las 18:00hs cuando se dirigieron a la escuela para asistir a una reunión programada se encontraron con que los vidrios de la puerta lateral del frente estaban destruidos.

Explicó que dicha puerta tiene 4 paneles de vidrios armados (poseen una maya de acero adentro) y fueron rotos por una fuerza muy significativa ya que no se rompen fácilmente. “Encontramos piedras que han tirado que estaban mas o menos en la puerta interna de la escuela 10 o 15 metros adentro del SUM de la Escuela, realmente estamos un poco cansados de esta situación”.

Reconoció que no tienen conocimiento de quienes han sido los autores de semejante y aberrante hecho debido a que ninguna de las cámaras de vigilancia que posee la entidad pudo registrar esa imagen por lo que adelantó que instalarán una nueva. “Las roturas fueron hechas con una saña muy significativa, no sabemos si esto obedece a hechos vandálicos que no tienen identificación o corresponden a las internas que se vienen produciendo con los chicos de las escuelas…Desearíamos que no fueran los chicos de las escuelas porque eso nos daría la pauta de que estamos funcionando mal como sociedad, como escuela y como familia” sentenció.

Remarcó que este tipo de hechos de deben acabar de una vez por todas y que para ello hay que trabajar mas en familia, como comunidad educativa y añadió que las escuelas deben tener el rol de escuelas y no otro para poder dedicarse a los chicos y que aprendan. “Si nosotros no nos dedicamos a enseñarles a los chicos lamentablemente otros males peores nos van a suceder como es la ignorancia y la falta de adaptación al mundo real que les va a tocar en un futuro”.

Afirmó que alumnos que debían comenzar las clases en el día de hoy estuvieron festejando desde la 5:00hs por la ciudad y no ingresaron a la entidad educativa. “Son menores entonces a uno como papá la pregunta que le compete hacerse es donde estaban mis hijos a esa hora, no?” se preguntó.

A estas últimas roturas se le suman otras que ya estaban al momento de reflejar la nota.