Ricardo Lissalde: No puede nunca tener un prestamista mas derechos que los hijos de una persona

lissaldericardodipprov

El Diputado Provincial Ricardo Lissalde explicó los alcances de la iniciativa de un proyecto de ley (presentado por Él en la Cámara) que regula el sistema de endeudamiento de los empleados públicos y los jubilados de la Provincia de Buenos Aires que generó polémica a raíz de una nota publicada en el diario Hoy en el día de ayer miércoles 7.

Informó que desde tiempo observan que los empleados reciben descuentos a través de los códigos de descuentos del recibo de haberes y cuando le depositan en la cuenta bancaria reciben un dinero menor al que deberían recibir porque tienen descontado casi la totalidad del sueldo. “Nosotros con esta ley pretendemos que se ponga una tasa máxima, es decir que la tasa de interés no puede ser usuraria tiene que ser la del Banco de la Provincia de Buenos Aires para operatoria de créditos personales mas 5 puntos como techo, no puede haber mas de 48 cuotas y a su vez a través de este sistema no se le puede descontar mas del 30% del salario”.

Destacó que el punto más importante de la ley es que quien presta el dinero lo debe hacer de manera bancarizada para evitar que el prestamista haga figurar que entregó una suma de dinero que al momento de hacerla efectiva generalmente es menor. “No decimos que no puedan tomar crédito, el código de descuento si no cumple con todos estos requisitos no va a poder ser puesto por parte del estado al servicio de los usureros”.

Resaltó que en Diputados, la iniciativa fue aprobada por unanimidad e incluso algunos propusieron condiciones mas estrictas como que la cuota del crédito no debía superar el 20% del salario percibido y que la tasa debería ser menor o mas cercana a la del Banco.

Dijo que los gremios son los más interesados en que la ley no salga promulgada. “Son los que mas apuntan contra mi persona y el proyecto, toda esta corruptela de prestamismos y de usura se hace a través de los códigos de descuento que tienen las mutuales, cooperativas y gremios. Muchos gremialistas tienen la doble función que es ser gremialista y a la vez prestamista y esto lo hacen en un mercado totalmente cautivo porque quien tiene un código de descuento tiene riesgo 0 porque salvo que la gente se muera o deje el trabajo van a cobrar seguro”.

Aseguró que de prosperar esta ley también abarcaría a la órbita municipal por lo que beneficiaría a los empleados municipales. “Repito, no es que no puedan tomar créditos, lo que va a suceder es que el estado les va a depositar su dinero en efectivo en la cuenta sueldo, la gente va a poder retirarlo por el cajero y va a tener que ir a pagar la cuota como paga cualquier cuota en su vida normal”.

Afirmó que no se dejará extorsionar ya que la ley está inspirada en el significado del salario que tiene como finalidad un deber alimentario. “Si un juez, incluso para el alimento de sus hijos, no puede embargar mas de un 30% de un salario como puede ser que los prestamistas a través de los códigos de descuentos puedan quedarse con el 100% del salario de la gente. No puede nunca tener un prestamista mas derechos que los hijos de una persona”.