Construyendo lazos

Estás edificando relaciones, construyendo vínculos con los demás. O destruyéndolos. De ti depende.

Detente por un instante y pregúntate si tu relación con los seres que forman parte de tu mundo es como querrías que fuese. ¿Hablas con tus hijos con la franqueza, el tiempo y el interés que tú y ellos querrían? ¿Abrazas a tu pareja con la frecuencia e intensidad que ambos desearían, sintiendo realmente el contacto y la conexión que alguna vez experimentaron? Tus padres, tus amigos, tus compañeros y tus vecinos, todos los seres que te importan en mayor o menor medida, hoy están; mañana no sabes.

Si alguno de ellos te faltara por cualquier motivo, ¿Qué habrías querido decirle, darle, pedirle, perdonarle o hacerle? Ve y hazlo. Ahora. No pierdas más tiempo, la vida es aquí, ahora. Se fiel a eso que sientes y no te arrepentirás.

Gabriel Sandler