Carta abierta al señor Patricio López Mancinelli, diputado provincial por el Frente para la Victoria

Somos militantes políticos. Nos definimos de esa manera porque creemos que militar es principalmente una causa, una necesidad, un derecho. Militar es hacerse cargo de que somos sujetos sociales y que vivimos en un sistema democrático: participar del espacio político es darle sustento a la sociedad y es también luchar para construir un lugar mejor.

Esta carta abierta no es más que un pedido a su cargo de diputado, como si fuera posible separar su persona de la función pública (no estamos convocando a la persona, sino al político), porque creemos que esa construcción de un lugar mejor es posible si discutimos política, si ponemos en común diferentes realidades y acordamos un camino a seguir.

Lamentablemente, el campo político de Saladillo no es ajeno a los males que todavía aquejan al sistema democrático. El personalismo contribuye a que los intereses personales (valga la necesaria redundancia) se sitúen por sobre los intereses de la Nación.

Los funcionarios no deberían construir sus propias ciudades, sino que deberían debatir proyectos para que esas ciudades sean las ciudades de todos. Usted, diputado Patricio López Mancinelli, no discute ni discutió política con el proyecto que lo posicionó en el cargo que ocupa. Esta carta abierta tiene como fin convocarlo a debatir, que en definitiva no es más que participar del sistema democrático; invitarlo a poner en común nuestras ideas, nuestros proyectos, nuestra manera de construir: militar.

En ese sentido, apoyamos y ratificamos las palabras que los compañeros de la agrupación “Evita” del Frente Para la Victoria le dirigieran el pasado viernes 10 de diciembre al Intendente de la ciudad de Olavarría, José Eseverri: “Nos hubiese gustado discutir con él (en alusión a usted) por qué, por ejemplo, en pleno conflicto por las retenciones, sus colaboradores directos fueron a recibir al vice Cobos, quien ya había emitido su traidor voto no positivo. Así como también hubiéramos querido discutir su apoyo a la candidatura presidencial de Daniel Scioli, priorizándola sobre la del compañero Néstor Kirchner. También exigimos una actitud militante, ausente hasta hoy, en la construcción del espacio político que integramos”.

Diputado, somos parte de un proyecto Nacional y Popular, nosotros y usted. Esto quiere decir que estamos subordinados a un motivo superior, a un deseo y a un movimiento que nos trasciende: la causa del pueblo argentino. 

Usted, más que nosotros, es un representante. Y, como tal, ocupa un cargo aunando el pensamiento, los sueños, la voluntad política y el accionar de la parte de la sociedad a la que representa. Para que el partido pueda trasladarle las inquietudes y los deseos del pueblo (o el mismo pueblo, por qué no) usted debe debatir. No hay otra construcción política posible. De otra manera, solo representa sus propios intereses.

Ser transversal es convocar a la confrontación. Desde el Frente para la Victoria siempre se acudió a la participación de diferentes partidos y usted, al igual que el vicepresidente Julio Cleto Cobos, es el claro ejemplo de eso. Pero creemos que usted no expresa esa transversalidad que sí tiene el proyecto.

Diputado, acá estamos para expresar su falta de transversalidad: necesitamos debatir ideas para que su proyecto también forme parte del proyecto Nacional y Popular.

“La juventud tiene su lucha, que es derribar a las oligarquías entregadoras, a los conductores que desorientan y a los intereses extraños que nos explotan.” (Arturo Jauretche)

La Cámpora, Saladillo