Capacitación de SUTEBA sobre violencia en las escuelas

En el día de hoy se llevó a cabo una capacitación en el CEC Nº 801, organizado por SUTEBA local sobre violencia y conflictos dentro de las escuelas.

Patricia Romero Díaz (Secretaria de Derechos Humanos de SUTEBA) manifestó que las situaciones de violencia estallan en las escuelas aunque no sea la institución el origen de las mismas y que la mayoría de veces se ve reflejado en los chicos que pasan del diálogo al golpe, entre docentes. “Creemos que estas situaciones no es el común en las escuelas, son excepcionales lo que pasa que estos hechos emergen y se reiteran. Queremos generar con los trabajadores de la educación herramientas para la intervención que son: El Sindicato asesora, acompaña y resguarda al trabajador/a de la educación pero además queremos brindarle herramientas sobre todo para la prevención”.

Contó que el nuestro es el décimo distrito que recorren de la provincia llevando una herramienta de prevención de violencia y conflictos que permite discutir como lo es la Circular Conjunta Nº 1 de la Dirección General de Escuelas que si bien no resuelve los conflictos ordena como intervenir en las situaciones que estallan en las escuelas.

Aseguró que el conflicto o la violencia no es patrimonio de un sector social sino que atraviesa todos los sectores y espacios culturales. “Nosotros estamos buscando entre los docentes ver como intervenimos ante estas situaciones y estamos exigiendo fuertemente a la Dirección General de Cultura y Educación que las escuelas necesitan volver a tener la jornada con suspensión de clases para que cada directivo y su equipo con su cuerpo docente tenga un espacio para discutir en colectivo esta y otras cuestiones”.

Resaltó que en estos temas la escuela no debe estar sola y debe recibir el apoyo de los otros estamentos del estado como el Municipal, justicia, servicios locales, servicios de salud. “Tenemos que lograr que todos los distritos no dejar a las escuelas y a los docentes solos interviniendo en estas situaciones”.

Destacó que no solo con lo sindical se va a revertir la situación sino que deben existir políticas públicas en los distritos para la familia, niños, niñas y adolescentes. “Estamos viviendo coletazos de lo que nos hundió a todo un sector de la población en la miseria en los años 80 y 90”

Sandra Ramal (Secretaria gremial de Educación Superior) dijo que los conflictos no crecen y que ellos plantean que estamos atravesando un cambio de época. “Asistimos a transformaciones sociales, culturales, políticas y económicas que muchas veces ingresan a la escuela a partir de los sujetos. Creemos que es un proceso histórico, muchas de las manifestaciones que se plantean a partir de señales, conductas agresivas o conductas verbales agresivas tienen que ver con procesos históricos. No se puede desnaturalizar y descontextualizar aquellos procesos que desde hace 30 años venimos viviendo en la Argentina. Los chicos no son violentos, en todo caso la escuela es una caja de resonancia de la situaciones que nuestro país ha sufrido durante muchas décadas 60, 70 con las políticas neoliberales, eso es lo que venimos planteando”.

Aseveró que cuanto mas democrática es una escuela existen menos posibilidades de conflicto por lo que hay que generar espacios para que se manifiesten sinceramente, espacios de diálogo.

Expresó que los medios de comunicación tienen que ver mucho también en el tema porque dijo “me parece que los medios siempre muestran la otra cara y nunca van a mostrar lo bueno” aunque desconocía el trabajo de lo medios locales mostrando jornadas solidarias pintando aulas, reparando, etc. a lo cual respondió con un “buenísimo” al enterarse. Se sumó su compañera Patricia mencionando que si la tarea de los medios es tal, eso es muy bueno.

Sobre el conflicto generado esta mañana en la EET Nº 1, Romero consideró que no hubo mediadores en el tema y que estalló afuera de la escuela. “Tiene que haber otros actores interviniendo, sentándose con los padres a dialogar, a hacerles ver si hay una mala actuación del hijo. No podemos hacer lo que queremos en todo momento, acá hay una legalidad, hay normas que respetar pero creemos que se llega a esas normas y a hacer propia esa legalidad con el diálogo. Lo peor que nos puede pasar es transformar estas situaciones en una batalla entre docentes y padres, entre docentes y niños o entre niños y padres”.