Hazlo fácil

 

No es fácil, Y ESO ES BUENO. Porque si fuese fácil, vivir sería aburrido. Y ya que no es fácil, no lo hagas más difícil aún.

Una vida sin desafíos, sin obstáculos, sin problemas, no te daría nada por lo cual esforzarte, estudiar, trabajar, seducir, escalar… ¡soñar! Aunque lo intentes, no puedes llegar a imaginar lo tediosa que sería una vida semejante.

Cada problema, cada dificultad, cada personaje en tu vida, todo está allí porque es el momento de que esté. Porque estás necesitándolos y porque estás preparado para lidiar con ellos.

Pon lo mejor de ti, haz lo que haya que hacer y con la mejor actitud que puedas. Y disfruta en el intento. Al fin y al cabo, de eso se trata. Justamente, porque no es fácil, haz que sea divertido y verás que resulta mucho más sencillo de lo que suponías.

Gabriel Sandler