Sutil, pero funciona

 

Funciona. No sabemos cómo, pero funciona. Hay algo que forma parte de ti, o de lo que tú formas parte junto con el Todo. Está siempre allí, en un continuo infinito. Y paradójicamente, casi nunca eres consciente de su existencia. Apenas, quizás, un par de flashes en tu vida puedan haber iluminado tu percepción, para luego seguir transitando en la penumbra de la conocida y aparente realidad.

Tocas un botón y la luz se enciende. Tocas unos cuantos botones y estás hablando con alguien al otro lado del planeta. Digitas en un teclado y el inconcebible mundo de internet se abre ante ti. De nada de ello tienes ni remota idea de cómo funciona, pero funciona.

Del mismo modo, esa sabiduría, esa inteligencia universal que forma parte de tu valija de herramientas funciona aunque no sepas cómo. No decide tu futuro, así como tampoco es responsable absoluto de tu presente ni culpable de tu pasado. Pero mueve las piezas junto a esa otra parte de ti, ésa que lucha por sobrevivir y que se olvida de que está aquí para vivir en plenitud.

Juega con ella, abre tus sentidos, tu mente y tu corazón a su presencia, y verás cómo las cosas cobran otro sentido, otra dimensión. Disfrutarás entonces de la claridad con la que percibirás esta fascinante y renovada realidad.

Gabriel Sandler