Balance positivo de la Jornada de Sensibilización en Bienestar Animal

Organizada por el Ministerio de Asuntos Agrarios, se llevó a cabo el pasado 20 de noviembre en el establecimiento CAMBIO RURAL “El Recuerdo”, de Raúl Jaurena, ubicado en Ruta 205 – Km 224 (bajada Estancia Santa Rita) partido de General Alvear.

El ing Carlos López Inda, hizo hincapié en que si bien la jornada no tuvo la concurrencia esperada, la gente se mostró muy conforme con los resultados de la misma. Aseguró que pretenden darle continuidad a estas jornadas el año próximo, dado que surgieron diversas inquietudes.

Remarcó que se va avanzando, se van dando cuenta que no es necesario el uso de la fuerza para manejar el animal y que hay que poner mucho énfasis en el trayecto desde el embarque hasta la faena, dado que allí todos es apurado y quiere hacerse rápido.  

Informe de la jornada

Con una concurrencia de 25 personas, de las cuales el 44 % eran profesionales del sector agropecuario, el 32 % eran productores locales y el 24 % eran alumnos de escuelas agropecuarias y centros de educación agraria.

Se realizo por la mañana un módulo de charla técnica, abarcando el siguiente temario:

• Conceptos generales del Bienestar Animal.

• Comportamiento animal.

• Bienestar animal en establecimientos ganaderos.

• Prácticas de manejo.

Seguidamente se realizó la reafirmación de los conceptos expuestos en forma teórica a través de actividades prácticas llevadas a cabo en las instalaciones, basadas en el movimiento de animales en manga y corrales con el uso de banderas y se distribuyeron folletos, videos y cuadernillos técnicos a los participantes.

Por la tarde se desarrolló un segundo módulo con el siguiente temario:

• Manejo durante el embarque

• Manejo durante el transporte

• Manejo previo a la faena.

• Bienestar Animal y calidad

Del total del público presente, el 47 % se dedicaba a actividad mixta (cría-invernada), el 20 % a la cría solamente, el 20 % a la invernada solamente, y el 13 % restante a la actividad tambera. De los presentes el 86 % de los asistentes nunca habían participado de una capacitación en Bienestar Animal.

La jornada es parte del programa de Sensibilización en Bienestar Animal que lleva a delante el Ministerio de Asuntos Agrarios, con la colaboración, en esta oportunidad de las siguientes entidades; Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNLP, INTA – Estación Experimental Agropecuaria Cuenca del Salado, Sociedad Rural de Saladillo e Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina.

De acuerdo con las encuestas realizadas, surge que dentro de los elementos utilizados para mover a los animales, el 58% utiliza banderas, el 21% rebenques, el 14 % utiliza perros, el 7 % utiliza palos y nadie utiliza picanas.

En respuesta a la pregunta si se realiza “Yerra”, el 82 % realiza la yerra tradicional, el cual el 27 % lo realiza al nacimiento, el 55 % al destete, y el 18 % en otro momento.

En relación al lugar de aplicación de los inyectables, el 39 % lo aplican en forma subcutánea y en el pescuezo y de las aplicaciones intramusculares el 46% lo realiza en el anca.

Consultados sobre si proporcionan agua y alimentos antes de embarcar los animales para faena; resultó que el 83 % proporciona agua y el 17 % proporciona alimento.

En relación al destino de los animales desde el establecimiento productor, surge que el 50% los envía a frigoríficos y el otro 50 % envía a ferias ganaderas; en cuanto a las distancias que recorre el ganado el 33 % no transita más de 100 km, el 59 % entre 100 y 150 km y el 8% entre 250 y 400 km.

Las buenas prácticas en bienestar animal no son un requisito mas a cumplir impuesto por mercados internos y externos, sino una herramienta dentro de las cadenas de valor que considera la calidad del producto final como fin último; muchos trabajos científicos demuestran que las buenas prácticas operativas y de manejo, aseguran un mayor bienestar de los animales y mejores resultados económicos; evitando pérdidas de valor en toda la cadena. Consideramos que la capacitación en buenas prácticas de manejo de animales en producción y la mejora de las instalaciones permiten asegurar el bienestar animal y humano; evitando pérdidas innecesarias en toda la cadena cárnica y permitiendo de esta manera, tener un producto de calidad.