Super 8 de rugby

Este sábado desde las 15:30h en Saladillo, los dos mejores equipos de la unión se verán las caras para definir al campeón del Súper 8, tal como sucedió el año pasado. Chivilcoyanos y Bataraces, enfrentados por la gloria una vez más.

El torneo que reúne a los ocho mejores equipos de la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires llegó a su epílogo, y el último capítulo será este sábado, cuando Racing de Chivilcoy se mida con Estudiantes de Olavarría en la final del Súper 8.

Será una nueva final para ambos clubes, que supieron enfrentarse hace un año, cuando aquella final disputada en Bolívar tuvo un dramático final, y la alegría fue Bataraz, en un encuentro cerrado y que estuvo para cualquiera de los dos. En esta oportunidad, será en la ciudad de Saladillo desde las 15:30h, y el casarense Emmanuel Ibarra será el árbitro encargado de impartir justicia dentro de la cancha.

No quedan dudas que será un partido especial. Ambos clubes llegan de gran forma a este encuentro, y con su estilo. Los de Olavarría tuvieron un gran año, primero dominando de punta a punta la zona en el Integrado, y luego siendo protagonistas de lujo en el Regional Pampeano B, donde cayeron en la final ante Universitario de Mar del Plata de locales, en una tarde que aún duele en los jugadores albinegros. Pero no hubo tiempo para una crisis para los dirigidos por Fernando Reche, y a la semana posterior a sufrir una dura goleada y dejar escapar el ascenso para UROBA, se enfocaron en este Súper 8, donde también ganaron invictos y con puntaje ideal la Zona A.

Para CAE tal vez pudo quedar alguna duda en la semifinal, donde superó a Villegas RC 14-10 en el Parque Carlos Guerrero, pero sin dudas que el sábado y, acostumbrado a este tipo de instancias, pondrá en cancha su mejor versión, tratando de imponer su juego con los forwards y las patadas tácticas a través de su apertura, Juan Graciarena.

Por el lado de Chivilcoy, el equipo fue de menor a mayor. Empezó el año con una auspiciosa victoria en el Integrado, pero luego se derrumbó y quedó lejos de las primeras posiciones y sin chance de jugar el Regional, como sí lo había hecho en 2012. Hacia mitad de año mostró una recuperación y el conjunto de Federico Fegan cerró el certamen con una gran victoria sobre el puntero SORUC de Chacabuco, y en el Súper 8 tuvo un gran torneo, aunque compartió el grupo con Estudiantes, que lo derrotó en ambos cotejos.

En la semifinal sorprendió a Los Miuras en Junín: lo golpeó rápido, no le dio reacción, y lo terminó goleando 43-5 en su propia cancha, en un match donde mostró un gran juego, con Leandro Oddone como figura, y todo un equipo decidido a ir en busca de la final.

Tanto para Racing como para Estudiantes, la definición del Súper 8 tendrá sabor a revancha. Para los de Olavarría por haber quedado en la puerta de la gloria en el Regional, con una dura goleada en contra. Y para los de Chivilcoy, por el recuerdo de la final de 2012 que se fue en la última jugada, y para probar que la tercera es la vencida, ya que han jugado con CAE dos veces en la fase regular con sendas derrotas. Lo cierto, más allá del resultado que corone al campeón, es que Racing y Estudiantes confirmaron, por segundo año consecutivo, que son los dos mejores equipos de la UROBA, aunque el sábado la gloria quedará de un solo lado…