Danone: “muchos de mis compañeros se vendieron”

Al cumplirse un año de estar suspendido preventivamente por su empleadora Municipalidad de Saladillo, Atilio Dadone, se llevó a cabo un reclamo frente a la Municipalidad.
La abogada Graciela Achaval, dijo que hoy se cumple un año de aquella suspensión que le llegara a Atiliao Dadone, un trabajador municipal de 30 años, para quien no ha sido fácil. Dijo que hoy lo hace visible a la comunidad y que si bien hoy le toca a él padecer esta situación de abuso, la consigna es “todos podemos ser Dadone”. Dijo que espera que los jueces intervinientes intervengan en el tema y que vean que un trabajador está siendo castigado por anticipado. Dijo que el propio Sindicato Municipal no solo lo defendió sino que no ha desplazado. “El miedo y la amenaza es una constante” aseguró la abogada al decir que el salario de los trabajadores está dibujado con horas extras y con quitarles eso se los amenaza.
Dadone dijo que hizo un reclamo salarial y pagó un duro precio. Dijo que entiende que los compañeros tengan miedo y que hay gente de otros sindicatos haciéndole el aguante y no el Sindicato municipal donde no saben lo que es tener dos trabajos para poder mantenerse. Aseguró que se usó una palabra mal expresada por él en los medios. “Yo no quiero subsidio ni nada, quiero volver a mi trabajo” expresó y dijo que tiene dignidad y no se vende pero lamentablemente “muchos de mis compañeros se vendieron”.