Date el gusto

 

Hoy, haz algo que te dé alegría, algo placentero. No lo dejes para mañana, que sea hoy. Contrariamente a lo que muchos creen, no se necesita demasiado dinero para dedicar unos minutos cada día a hacer algo que te guste.

Alguien dijo alguna vez que, si viviésemos cada día como si fuese el último, finalmente y en algún momento tendríamos razón. Si supieses que te quedan unos pocos meses de vida, ¿cuáles serían las pequeñas cosas que ya no postergarías? Y entonces, ¿qué estás esperando?

Este día es lo único que tienes en tus manos para hacer algo con él. Hazlo. Cuando aquel último día finalmente llegue a tu vida, al mirar atrás querrás ver muchos instantes de placer y felicidad, no de arrepentimiento. El momento de crear esos instantes, de sembrar semillas que los hagan florecer, es éste.

Gabriel Sandler