Timonel

 

Fíjate de dónde vienes y hacia dónde vas. Mira a tu alrededor y observa cada detalle. Eso que ves es lo que, interactuando con tu entorno, has ido construyendo.

Piensa y siente cuidadosamente las acciones que llevarás a cabo y las decisiones que tomarás hoy. No te quedes paralizado pero tampoco actúes por impulso y sin pensar. Estarías jugando con fuego. Date un momento para considerar el impacto que generarías a corto, mediano y largo plazo. Si te gusta lo que proyectas, sigue adelante.

Cada pequeño golpe de timón en el presente puede generar un cambio profundo en el rumbo hacia el destino al que te diriges. Estás al mando. Eres el capitán de este barco en el que navegas por los mares de la vida; no pierdas de vista el puerto de destino.

Gabriel Sandler