Trabajar con Claudio Massaccesi y Verónica Basabe en el Ejecutivo Municipal, fue una de las experiencias más valiosas y significativas.

Viviana RodriguezEl destino y la vida política, hacen que hoy, los dos compañeros en mi paso por el área de Cultura Municipal, encabecen la lista a concejales y consejeros escolares en la elecciones legislativas del próximo domingo.

En el año 2006 el Intendente Carlos Antonio Gorosito decide ofrecerme ocupar la Dirección de Cultura, lugar en el que ya me encontraba trabajando, y me sumo al equipo ya conformado con un eficiente personal, en el cual estaba designado como Secretario del área Claudio Massaccesi y Verónica Basabe como Directora de Educación.

Desde el inicio nos conformamos como un sólido equipo, al que el trabajo diario, el compromiso y la pasión por realizar las mejores acciones desde el área, absorbía muchas horas de nuestras vidas; cosa que no nos dábamos cuenta, ya que había mucha entrega desde cada uno de nosotros por lo que hacíamos.

En ese momento desde Saladillo se realizaba un trabajo muy fuerte desde el centro de la Pcia. de Buenos Aires, siendo parte de la Región de “Las Lagunas”, convirtiéndose en sede de muchos encuentros y siendo una de las ciudades más miradas por la gran cantidad de propuestas y actividades culturales, propiciando el intercambio de expresiones que hacían a la cultura entre las ciudades que componían dicha región.

Las políticas culturales estaban direccionadas a fortalecer la identidad cultural local, resguardar la herencia cultural y el patrimonio histórico, acompañar las creaciones artísticas e intelectuales y brindar igualdad de oportunidades, especialmente en el acceso al conocimiento y al valor artístico.

Nos sentamos a conversar y a consensuar acciones con referentes y agrupaciones que hacían aportes a la cultura local. Fue así que se potenció el proyecto “Calle Libre”, donde los vecinos de Saladillo podían disfrutar y valorar a diferentes artistas de nuestra ciudad que exponían o actuaban, como así también de otras ciudades o de renombre nacional.

Nace el programa “Cine Móvil” ya que Saladillo en ese momento no contaba con una sala de cine, “Vacaciones en tu Ciudad”, “Auto Cine”, “Este es mi Barrio”.

Se crean, para diferentes intereses y edades, los talleres municipales, dándole vida al “Taller Municipal de Danzas Nativas” dirigido por el profesor Hernán Calcaterra, talleres de danzas folklóricas para niños, jóvenes y adultos en diferentes puntos de la ciudad, en los centros de jubilados y con diversos profesores; como así también para los integrantes de CETIDIM y en las localidades del interior .

Nacen nuevas agrupaciones corales, proponiendo nuevos espacios para niños y adultos, taller de danzas italianas en la Dante Alighieri, taller de escenografía, tallado en madera, lenguaje de señas, bandoneón y lectura musical.

Se ayuda y se dan todas las posibilidades para que nazca la “Agrupación Bandoneones Saladillo”, convirtiéndose en una emblemática expresión cultural de nuestra ciudad y la región, representándonos dignamente a los saladillenses en cada exitosa actuación.

Se trabaja con los integrantes del Hogar de ancianos desde una propuesta musical, con la Escuela Especial con un taller para disminuidos visuales.

Entre otras propuestas, nace la Escuela de Circo, coordinada por el Profesor Marcelo Curotti, el taller de tango a cargo de Marcelino Martín.

Se refuncionaliza el Museo y archivo histórico de Saladillo, el cual se acondiciona y abre sus puertas para que tengan acceso todos los saladillenses, convirtiéndose en una gran herramienta educativa y formativa, y en una de los espacios más visitadas por todas la Escuelas de Saladillo.

Se pone en marcha por primera vez en la historia de nuestra ciudad la “Feria del Libro”, convirtiéndose en un gran éxito, con la asistencia masiva de nuestros vecinos, compartiendo el espacio con otra actividad más, acompañada y potenciada como es el “Encuentro Provincial de Artesanos”.

En ese momento de la gestión municipal, el Intendente decide crear diferentes polos culturales en las localidades de Polvaredas y luego Toledo; éstas fueron las Bibliotecas Municipales. Ya había sido creada en el año 2003 la de la localidad de Del Carril. Fueron espacios muy importante para nuestras decisiones desde el área de cultura, ya que se convirtieron en sede de muchas propuestas culturales que en forma igualitaria también se llevaban a cabo en el interior, por ejemplo talleres, obras de teatro, encuentros corales, apoyo escolar a estudiantes, muestras plásticas, etc.

Saladillo fue sede de trascendentes espectáculos populares, de presentaciones de libros, de grabaciones de cds, de presencia de artistas de renombre nacional; también de fiestas puntuales y alusivas a diferentes fechas, por ejemplo la “Fiesta de los Inmigrantes”.

Se gestionó la presencia de muchas obras de teatro que eran éxito en las grandes ciudades para que los saladillenses tengan la posibilidad de acceder a verlas.

Con Verónica y Claudio siempre quisimos ser innovadores en nuestra área, potenciando acciones para un Saladillo progresista, buscando estrategias fortalecedoras. Nació el programa “Premio Sarmiento”, invitando a las docentes y comunidad educativa a esmerarse pensando y poniendo en marcha diversos proyectos enmarcados en dicho programa.

Trabajamos mancomunadamente con otras áreas del municipio, por ejemplo con el área de Deportes, Desarrollo Humano, Medio Ambiente, y otras, aportando desde cada uno su punto de vista con un objetivo en común.

Se creó el proyecto “Apoyo escolar en el barrio”, ofreciendo en los diferentes puntos de nuestra ciudad y el interior la posibilidad de que quienes lo necesitaban, tengan apoyo para facilitar el aprendizaje.

Siempre hubo un compromiso muy fuerte y un asesoramiento muy cercano para que el funcionamiento de los C.A.I (centros de atención integral) sea optimo.

Se creó el Equipo Interdisciplinario Municipal, dando respuesta a la población más vulnerable desde la asistencia y la prevención a través de diferentes propuestas, acercando a los profesionales a los diferentes barrios.

Se trabajó en forma mancomunada con la educación formal, concretando diversas actividades articuladas con las escuelas, como así también, a través de la decisión del municipio realizando gestiones e inversiones necesarias para poder contar con la presencia de pensadores, profesionales, especialistas, con el fin de lograr efectivas capacitaciones en los Educadores.

Desde el área se llevaron a cabo conversaciones y se tomaron decisiones para que la “Casa Susana Esther Soba” pueda abrir sus puertas a la comunidad, realizando un trabajo cercano y acompañado por nuestra Secretaría para que este hecho sea sostenido en el tiempo.

Seguramente éstas no son todas las acciones llevadas a cabo, pero sí dan muestra del compromiso y las ganas de trabajar que teníamos. Por supuesto acompañados por un valioso personal.

En Claudio y Verónica, seguramente en su interior sigue latente el firme compromiso de realizar lo mejor que pueden desde la función pública.

Por eso el entusiasmo de acompañarlos en este nuevo desafío, porque sé cómo son y porque sé cómo piensan.

Viviana Rodíguez

Concejal U.C.R

 

 

 

 

“La democracia no es únicamente un estado de derecho, sino un sistema cultural”,

La democracia se constituye así en el sistema cultural de más alto grado, sistema que no está en discusión porque resulta obvio, natural, o de simple sentido común que esta obra de ingeniería social llamada democracia es la más indicada para los encuentros contemporáneos de diversas culturas.