Titiriteros

 

Si crees que eres tú, te equivocas. Si crees que son las circunstancias las que los manejan; te equivocas más aún. Tampoco los otros, ni tu interacción con ellos; no es de eso de lo que estamos hablando.

En realidad y aunque todo aporta, en definitiva el que toma las decisiones eres tú. Pero no lo haces solo ni con los demás ni con las circunstancias…; o sí, ¡pero no únicamente!

Es que hay allí otro plano, otro nivel, otra realidad tan o más concreta que aquella que puedes ver con tus ojos y escuchar con tus oídos. Una realidad que interactúa contigo y con la que, casi sin darte cuenta, interactúas. Y es que podrías hacerlo de manera mucho más consciente.

Aunque ninguno de tus cinco sentidos te ayudará mucho a conectar con ella, allí está. Y allí vive otra parte de ti, un compañero de ruta que mueve los hilos de tu vida junto a ti, que se alegra con tus logros y te contiene cuando fallas.

No necesitas convertirte en un maestro zen ni meditar seis veces al día para entrar en sintonía con ese “otro lado”. Basta con que seas consciente de que allí está. Lo más que puedas. Habla con él, contigo mismo, pregúntale, respóndele. No tengas miedo, no te estarás volviendo loco. Muy por el contrario, estarás ganando cordura. Muévanse juntos y en armonía, y así tu vida funcionará infinitamente mejor.

Gabriel Sandler