Marco Gasparetto indicó que advierten un descenso en el número de accidentes de transito, pero que están preocupados por la velocidad de las motos en la zona céntrica

El neurocirujano, Dr Marco Gasparetto, expresó ante FM 90 que estos días han sido complicados por los accidentes en Saladillo que le costaron la vida a dos personas jóvenes que dijo alguna vez fueron incluso compañeros de trabajo.

Al respecto del choque del Renault 12 que cobró precisamente dos vidas, manifestó que al llegar se encontraron con los dos ocupantes sin vida y el sistema de gas abierto con perdidas por lo que los bomberos debieron trabajar arduamente para cerrar la válvula en primer lugar.

Indicó que el acompañante del furgón estuvo lucido todo el tiempo y fue quien indicó que de acuerdo con sus expresiones fue el Renault el que se les vino encima.

Manifestó que cuando se producen accidentes graves cuyo número de victimas supera la capacidad de rescate de las emergencias, se realiza una selección basaba en el protocolo de atención de aquellas personas que están en el más grave estado pero con posibilidades de vida, “esto es lo más difícil porque cuando hay muchas victimas involucradas uno tiene que hacer una selección de quienes están mas graves sin descuidar todo el entorno, y esto es realmente complicado”.

Acerca del adolescente que iba en moto, sin casco y que colisionó contra un camión manifestó que sigue en estado grave y ha sido intervenido quirúrgicamente de urgencia en las últimas horas para descomprimir un posible edema craneal.

Aseguró que advierten un descenso en la cantidad de accidentes en la zona céntrica, pero se mostró preocupado por la enorme cantidad de motocicletas que circulan a gran velocidad sobre todo en los fines de  semana, sin ningún tipo de responsabilidad al momento de conducir, e hizo un llamado a la reflexión para contener este problema mediante la prohibición de vender combustible a q                uienes no lleven casco por ejemplo, como modo de ver si se puede revertir la situación, “la verdad es que salir los fines de semana me da miedo, porque si llego a levantar una baldosa, me sale un motito que me pasa por cualquier lado, un dia va a ocurrir un desastre”, expresó.