Hoy pide a Dios rectitud de intención en todo

 

La rectitud de intención en todo lo que hagas es muy importante porque, en ocasiones, podemos seguir la tendencia natural de hacer las cosas para ser queridos o esperando recibir a cambio alguna recompensa.

Esta tendencia puede surgir de la educación que recibimos de pequeños, en la cual nos programaron por medio de la premiación y del regalo. Un regalo, si nos portábamos bien, si sacábamos buenas notas en el colegio, etcétera. Ya de mayores, corremos el riesgo de actuar para ser vistos por los demás, porque nos gusta llamar la atención en medio de un grupo de amigos o incluso en la propia familia.

Es por esto que debemos ser sinceros con nosotros mismos y buscar la rectitud de intención en todo lo que hagamos, pues, de no ser así, ningún mérito obtendrá el bien que lleguemos a hacer.

Que la rectitud de intención esté al comienzo, durante, y al final de una buena obra, y de ese modo tendrás la seguridad de que recibirás una gran recompensa en el cielo.

 

El hombre de bien obtiene el favor del Señor, pero el Señor condena al malicioso. Proverbios 12, 2