No necesito de tóxicos ni de la multinacional (*)

El grupo Ecos de Saladillo repudia el violento ataque perpetuado por matones de la UOCRA a los compañeros y compañeras que acampan desde hace meses pacíficamente en contra de la instalación de la fábrica de semillas patentadas más grande de toda Latinoamérica de Monsanto. Sabemos que semejante ataque no puede perpetuarse sin el consentimiento de las autoridades políticas de Córdoba y que dicha fábrica tampoco puede instalarse sin el apoyo incondicional del Gobierno Nacional. Se trata de imponer un modelo “cueste lo que cueste” y sin escuchar a quienes nos oponemos al  sistema extractivista, colonial y contaminante que maneja a nuestro país.

Cuando todavía se están realizando charlas y actividades en Saladillo en torno a la no violencia  decimos claramente que este ataque a la libertad de expresión  y a los derechos humanos más elementales es violencia institucional ya que cuenta con el respaldo de organismos oficiales y de políticos cómplices.

Mientras este tipo de empresas siga saqueando nuestro país, y atentando contra nuestra soberanía alimentaria seguiremos viendo chicos  y gente con hambre en nuestras calles y seguiremos también fomentando la “inseguridad en serio “ya que no hay nada más inseguro que vivir en un país injusto.

(*) ECOS DE SALADILLO (Integrante de la RENACE y de la UAC)