Rolando: “el trabajo me gusta hacerlo con pasión y uno tiene que saber cuando es el momento”

131112MarianaRolandoLa Arquitecta Mariana Rolando expresó que las razones por las cual abandona el cargo de Sub Secretaria de Obras Publicas de la Municipalidad, se debe a cuestiones personales, de salud y profesionales tras más de ocho años y medio de gestión.

Rolando dijo que la obra que más sintió como suyo fue la reconstrucción del Teatro Marconi, sumada a la Escuela de Estética donde además de conjugar su trabajo lo pudo hacer con otras áreas e instituciones cuyos resultados han sido importantes, “el teatro no tenía un estilo tan particular como el Español, pero tal vez ha sido la obra que más me marcó” porque estuve dos años donde me tuve que perfeccionar en muchas cosas y trabajé con profesionales muy importantes como los técnicos del Teatro Colón, entre otros.

Expresó que Gorosito le dio mucha confianza por lo que se mostró agradecida, le permitió libertad y cambiar la imagen del lo público en algunas cosas; desarrollar un estilo joven de arquitectura, teniendo en cuenta recursos los municipales, manteniendo el lenguaje de la entidad, pero enfocando en un mensaje de trabajo con materiales modernos, entendiendo el mantenimiento con el menor dinero posible la máxima cantidad de tiempo.

Argumentó que han quedado muchas obras en carpeta que serán desarrolladas por esta área a futuro entre los cuales cito el CEDIS y la Biblioteca de Del Carril.

También destacó el trabajo en forma mancomunada con el área de Desarrollo Humano en la evaluación de los hogares para las familias más necesitadas, denominadas obras de viviendas sociales, donde en muchos casos, no significaba realizar una vivienda nueva, sino pensar y ejecutar proyectos de remodelaciones que mejoren la habitabilidad de las familias.

Expresó que la modalidad de trabajo era reunirse con el intendente y los miembros de la institución para estudiar el proyecto, y en tal sentido dijo que todas las obras han sido inolvidables pero por ejemplo mencionó la de la Escuela de Estética cuya institución intervino en todo lo que podía, aportando ideas y donde el municipio puso los recursos, “los que nacimos en Saladillo necesitamos que las obras queden y uno haciendo eso se siente bien mas allá de que hay un eslabón de cadenas”.

Rolando que es arquitecta y urbanista, dijo que no se va ni enojada ni frustrada con lo que hizo y que uno tiene que saber cuando es el momento de irse sabiendo que quien ocupe el cargo lo hará de la mejor manera “el trabajo me gusta hacerlo con pasión y uno tiene que saber cuando es el momento” expresó.