A mis amigos del Dakar

Hay un ser muy especial que está siempre marcando los senderos para seguir brillando, en los caminos de la vida, es Dios que nos acompaña en esta vida, nos acompaña nuevos ángeles que es la familia, luego me envió a muchos más, que son ustedes mis amigos los pilotos del Dakar, en todas las categorías, quads, camiones, motos y autos, estoy muy feliz de haber logrado algo maravilloso y emocionante de cumplir todos los sueños, junto a los grandes que demuestran que se puede, a los fans familias y a cada ciudades y países que se suman para que siga caminando junto a todos los presentes, que alientan en toda situación. Gracias a todos que lean este mensaje, esta pensado del corazón.

Mariana Andriuolo, Saladillo.