Saladillo, Varieté «Caminos, vías y polisemias»

Este Sábado 18 de y domingo 19 de enero, 19:30 horas. Variete artística y cultural. Taller de arte: Rivadavia 3221, saladillo

Artes plásticas, pintura de acción, instalación, fotografía, cortometrajes, literatura, teatro, danza, música.

Este colectivo de artistas que se congrega por segunda vez en Saladillo, tiene como objetivo revalorar el camino del arte no sólo en su aspecto formal sino también en su trasfondo teórico.

Pensamos en la vía del arte como un espacio liberador que no sólo compromete al artista sino a toda la sociedad. Como un puente de transformación y de comunicación, un lugar de intercambio y de intersubjetividad, de recuperación del espacio y del tiempo sagrado de sus orígenes.

Recobramos la idea épica del camino del héroe, del héroe en tanto ser humano individualizado y colectivo que pasa por la vida (por la vía) trazando un recorrido que implica determinación y coraje, en el que se inscribe también el deseo y la búsqueda, el goce y el sacrificio, los obstáculos y pruebas, las pérdidas y logros, los encuentros enriquecedores. Caminamos juntos por la misma vía, en ese sentido reivindicamos el arte como construcción comunitaria de búsqueda del sentido, de la trascendencia.

Creemos en el arte como una práctica política, popular, de subversión de lo burocrático e institucional en donde el espectador interviene efectivamente en la realidad. Un arte que nos saca de nuestras estructuras y nos muestra una visión ampliada de nuestras posibilidades, aporta entusiasmo y toda la densidad del sentido.

En el arte no existe el sujeto humanístico, aquel que responde a la universalización de un arquetipo, por el contrario en el arte devienen múltiples humanismos, singulares, que refractan mediante la practicidad de la obra, que son cimentados como un contrapiso en la albañilería.

Este arte pensado desde el no-genio, desde la no-mercancía, o sea, a partir de una superficie abierta que contrapone voces desde la polisemia, sentidos desde la intertextualidad. En efecto, lo neutro es aplanado y las potencias son desarrolladas mediante vías de afección, caminos ramificados, propuestas por el artista y en consecuencia por el espectador.

En fin, tratamos de inducir en el arte una alternativa que hace partícipe a los sujetos en la medida en que entran en un proceso de emancipación.