Eduardo Rivarola confirmó la validez de las autorizaciones de manejo y la nueva Ley de Bien de Familia

El escribano Eduardo Rivarola, dialogó esta mañana en los estudios de FM90,7 con InfoSaladillo sobre la validez de la autorización firmada ante un escribano para conducir, la Tarjeta Azul, los bienes de familia y la situación inmobiliaria relacionada con la inflación y la devaluación del dólar.

“Hace unos años cuando salió el tema de la Tarjeta Azul, hubo un par de inconvenientes de interpretación de la norma y a partir de ahí se solicitó la expedición de alguna aclaración sobre el tema, dado que había algunos controles policiales en los que se decía que no tenia validez la autorización firmada ante un escribano público”, comentó.

“Se hizo la consulta hace unos años al Registro del Automotor y recién hoy se deja bien en claro que tiene la misma validez una autorización firmada ante un escribano que la Tarjeta Azul”, explicó.

Además, Rivarola afirmó que si la Tarjeta Verde no está vencida el titular puede entregarla a quien desee y éste podrá conducir su automóvil sin ningún tipo de problemas. “Durante el tiempo de vigencia de la Tarjeta Verde, que es desde que se hace la transferencia hasta un año después, esta vale como una autorización tácita”, dijo.

“La única diferencia entre la autorización y la Tarjeta Azul, es que en las autorizaciones uno puede autorizar a varias personas, incluso hemos autorizado para grandes empresas hasta 90 personas”, completó.

Dicha autorización tiene un costo aproximado a los $180/200 pesos por vehículo, sin influir en el monto la cantidad de personas autorizadas.

La autorización notarial puede usarse en el exterior mediante un sistema de legalización, que proviene de la Constitución. “Para las autorizaciones notariales la autorización esta dado por el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires”, expresó.

“Es un trámite sencillo, hay delegados aquí en Saladillo y no es como hace algunos años que la delegación mas cercana estaba en 9 de Julio”, añadió.

Por otra parte, el escribano se refirió a las propiedades como bien de familia. “Hay una ley, la 14432, que sería una especie de declaración de todas las viviendas unifamiliares como bien de familia. Hay derechos con contenido económico que es el derecho a tener un patrimonio”, dijo.

“El patrimonio de toda persona es garantía común de sus acreedores, todo lo que vos tengas son garantes de todas las responsabilidades que vos asumas, entonces cualquier acreedor que no ha visto satisfecho el cobro de su deuda puede ir contra los bienes del deudor”, explicó Rivarola.

“Hay leyes que tratan de proteger a las familias de las inclemencias de los avatares económicos que pueda tener cualquiera de los miembros económicamente activos de esa familia. En Argentina se protege la vivienda desde la ley 14394, creada en el año 1954 durante el primer gobierno de Perón”, continuó.

“Esta ley del año 2012 de la provincia declara que no son embargables ni ejecutables ninguna vivienda que tenga la característica de vivienda única, familiar y de ocupación permanente, ni es garantía de los acreedores y quedan protegidas las familias”, concluyó.

Rivarola también mencionó la reforma del Código Civil y los cambios en lo que refiere al divorcio: “Los cambios van a ser muy pero muy importantes, hay que tener en cuenta que nosotros tenemos un Código Civil que data del año 1870. Los cambios impactarán directamente en la vida de la gente”, expresó.

“En cuanto al divorcio se sacará el concepto de la culpa, no se hablaría más de que la culpa fue de una o de otra persona, lo que haría mucho más rápido y sencillo el trámite”, declaró.

“Cada vez se toma más en cuenta en un juicio de divorcio la palabra de los hijos. Incluso se saca el tema de la tenencia en busca de acuerdos que permitan pasar a ambos padres el mayor tiempo posible con sus hijos”, agregó.

“La idea es que los dos sean responsables de la educación y de la crianza de igual forma. Son cambios que se realizaron en el derecho privado del mundo y Argentina esta teniendo la posibilidad de quedar adentro de esos cambios”, finalizó.

Por último, el escribano se refirió al mercado inmobiliario durante el 2013 y estos primeros meses del 2014. “La actividad inmobiliaria decayó en 2013 y tiene que ver mucho con el trauma de los argentinos en cuanto al dólar, se transformaron los precios a dólar y ahí se paró un poco el mercado”, explicó.

“No ha sido un año de mucho movimiento, excepto por algunos créditos como los son los del Banco Nación o ProCreAr. Hay una responsabilidad compartida de todos los gobiernos que han sido impotentes para controlar la inflación, pero también tiene que ver que la gente piense que la única manera de cuidar los ahorros es hacer en moneda extranjera”, adjuntó.

“Las operaciones que hoy se hacen, que no son tantas, son todas en pesos. De hecho esto sucede porque nadie podía acceder a los dólares de forma legal, yo creo que es una tendencia que se tiene que mejorar sobre todo porque no le hace nada bien al país”, cerró.

Nota del Delegado de Gestión Administrativa

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA