Por el presente militante y el mañana que soñamos apoyamos este rumbo

Tengamos memoria. Este diciembre de 2010 no es lo mismo que el del 2001. Desde hace algunos días los argentinos nos despertamos a diario con nuevas noticias que pretenden anunciar el caos… El conflicto con los trabajadores tercerizados del Roca y la muerte de Mariano Ferreyra, la ocupación del Parque Indoamericano en Villa Soldati, el cierre de la estación de trenes del barrio porteño de Constitución por una protesta sindical que desencadenó agresiones, saqueos a comercios, la amenaza de paro bancario, el faltante de dinero en los cajeros automáticos, la falta de combustible en las estaciones de servicio y seguramente otros hechos y acciones que veremos en los próximos días nos obligan a una reflexión colectiva.

Cada hecho en particular amerita un análisis y debate en sí mismo. Aunque desde nuestro punto de vista merecen ser analizados en un contexto más amplio, más global. No podemos ser ingenuos. En el 2011 los argentinos volveremos a decidir sobre nuestro futuro. Si continuamos o no con este rumbo iniciado en el 2003, con sus cosas positivas y en busca de resolver los problemas que aún padecemos. ¿Cómo se resuelven los problemas que aun hoy nos duelen? ¿Agudizando los conflictos para que en el 2011 tengamos una alternativa neoliberal como la que ya padecimos? ¿Agudizando el caos para pedir orden y volver a la década del 90?

No creemos que sean casuales varios de los conflictos anteriormente mencionados. Sabemos que cada problemática en particular está basada en datos de la realidad, en demandas sociales aún insatisfechas. No dudamos que hay que seguir profundizando políticas distributivas y construir una nueva matriz productiva y distributiva más justa del crecimiento con equidad, cosas pendientes en esa materia… Pero también valoramos que hay una agenda política extraordinaria que se expresa en ley de Medios, Asignación Universal por Hijo, jubilaciones para trabajadores y trabajadoras que no percibían este beneficio, paritarias para discutir salarios y condiciones de trabajo, matrimonio igualitario, integración latinoamericana, política de derechos humanos…

Quienes se oponen a este rumbo muchas veces se oponen sin proponer. Que cuando proponen frente al caos y el conflicto social proponen soluciones tales como cambiar la ley de migraciones y el uso de la fuerza indiscriminada contra sectores sociales que expresan sus reclamos. O sea, responder con violencia. Nosotros creemos que el conflicto es parte de la sociedad democrática. No compartimos la violencia como método de acción política. Hemos construido una democracia, y hay que seguir fortaleciéndola. No dejemos que los que impulsan el caos nos traigan los fantasmas del regreso del neoliberalismo. Ya vivimos ese país del desempleo, de la desesperanza. No queremos transitarlo más.

Como partido autónomo que somos sabemos que estamos construyendo futuro, creemos que hay que apoyar el rumbo construido, estamos más cerca del país que soñamos. Porque los organizadores del caos deber ser desenmascarados por una justicia independiente para que, de una vez por todas, dejen de meternos miedo. Porque no queremos recordar en el futuro a esta etapa con nostalgia sino darle continuidad en el tiempo. Porque creemos que hay que ponerle el cuerpo sin mezquindades, ni conveniencias. Con convicción.

Porque creemos que garantizar el rumbo iniciado no significa apoyar todo, sino la construcción de una nueva fuerza política que profundice el rumbo hacia el futuro, que rompa con los bipartidismos, con más equidad y más democracia y más participación apoyaremos a Martín Sabattella candidato a gobernador y también propondremos legisladores nacionales, provinciales, intendentes y concejales de nuestra fuerza en cada distrito.

Por un país más justo y más solidario les deseamos un feliz año nuevo a todos y a todas los saladillenses.

Encuentro por la Democracia y la Equidad – Nuevo Encuentro