No al olvido

Elijo esa frase de Jorge Luis Borges para resumir los sentimientos por el reconocimiento y renovar el pedido de juicio y castigo para los represores.

Criticamos ese poder que vuelve a insinuarse ahora políticamente y que nos debe alertar, porque quiere promover el modelo de la impunidad».

Nuestra fe renació en 2003 cuando el Gobierno del doctor Néstor Kirchner y el de su continuadora, la doctora Cristina Fernández, promovió las leyes para la nulidad de las leyes de impunidad, y permitieron las condenas a los asesinos de los hijos en trámites judiciales limpios y no en la clandestinidad».

Acá nadie está juzgando el pasado, lo que se está juzgando son delitos concretos cometidos por hombres concretos, nada más que eso, ni nada menos.

Elogiamos a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, por haber  reconvertido su lucha en una búsqueda incesante «por los que sí sabemos que están».

Cada nieto que aparece es una victoria sobre el olvido y la muerte, y es esencialmente una victoria del Estado de Derecho de la calidad institucional, porque no puede haber Estado de Derecho y calidad institucional si no hay identidad.

Este 24 el abrazo a las Madres y Abuelas es, más fuerte, más hondo, más profundo porque cuando abrazamos no estamos nunca solos y porque recordamos.

Ni olvido ni perdón fue la consigna de estos últimos treinta años. Y el pedido, siempre el mismo, aunque todavía haya que gritarlo: JUSTICIA

Walter  O. Baldi

Presidente Mesa Politica