24 de marzo “Dia nacional de la memoria por la verdad y la justicia”

Reivindicamos ésta conmemoración apelando a  la memoria colectiva trabajando e ilustrando a las nuevas generaciones para que aquellos hechos se conviertan en los últimos ejemplos funestos que nuestra sociedad deba soportar y se conviertan  en una lección útil para que entre todos aprendamos a sobreponer por encima de todo, siempre y en cualquier circunstancia, el respeto a la vida  relegando al olvido el recurso de la violencia.

 Para que toda esa sangre derramada de nuestros hermanos no sea en vano y nos sirva para reencontrarnos a los argentinos, alcanzando los objetivos de la tolerancia , la libertad, del derecho a la vida, a la justicia, al trabajo,  a la justicia social y  a  la conquista del país que  todos soñamos.

 Recordamos una muy triste fecha que prevalece en nuestros corazones, recordamos la masacre de miles y miles de argentinos a manos de un gobierno dictador, donde los militares tenían como meta acabar con cualquier tipo de oposición y resistencia.

Recordamos una fecha que no debería haber existido, una fecha en la que miles de madres, hijos, esposas y esposos perdieron a sus más preciados familiares.

Pero también encontramos quienes rechazan, niegan, repudian y buscan justificativos a éstos horrendos hechos; son la demostración plena de quienes piensan que los que dejaron sus vidas por una patria justa y quienes los lloran y reclaman por sus derechos  no deben tener historia, que no deben tener héroes ni mártires.

Los que piensan  que cada día de lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores, que la experiencia colectiva se pierda y las lecciones se olviden.

Que la historia aparezca como propiedad privada, cuyos dueños son los dueños de todas las cosas.

Seguramente quien no entiende o comprende lo que pasa y pasó en su tiempo, en su país , es una contradicción andante; y aún el que entendiendo actúa de ésta forma, tendrá lugar en la antología del llanto, no en la historia viva de su pueblo.

Hoy las cosas han cambiado para nosotros, vivimos en una democracia, Por lo tanto, el día de la memoria, la verdad y la justicia debemos siempre recordarla y también debe ser una fecha que todos aquellos que han sido Víctimas de Crímenes de Estado o Contra el Estado, puedan hacer valer sus derechos, exigir justicia, pero sobre todo, la verdad.

La ley sancionada por el Congreso Nacional decretando el 24 de marzo como “Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia”, vino a recordarnos que hay cuestiones de nuestra historia reciente que condicionan inevitablemente nuestro futuro y deben resolverse.

No cabe duda de que los pueblos, igual que los individuos, necesitan elaborar sus experiencias traumáticas, por eso estamos hoy presentes para conocer, recordar y sobre todo jamás olvidar. 

-“NO OLVIDARSE DEL PASADO, ES COMPROMETERSE CON EL FUTURO”-

SALVATIERRA DANIEL       MENGARELLI DANILO       SARLO AMARO            ABARCA WALTER

      SEC DE PRESA                         SEC GENERAL             VICEPRESIDENTE              PRESIDENTE