Un grupo de técnicos de la Estación Experimental INTA realizó un trabajo para determinar las causas que afectan la adopción de tecnología en la ganadería bovina

El área agroecológica Cuenca del Salado, que incluye casi la totalidad de las cuencas de los ríos Salado y Samborombón, abarca una extensión de aproximadamente 9 millones de hectáreas, que corresponde al 30% de la superficie total de la provincia de Buenos Aires. Esta región es la principal zona ganadera del país, con un stock de vacunos que corresponde al 17,5% del stock nacional, donde se registra la más alta concentración de cabezas por hectárea.

En este contexto agroproductivo desarrolla su tarea la Estación Experimental Cuenca del Salado del INTA, dependiente del Centro Regional Buenos Aires Sur (CERBAS) del INTA, cuya área de influencia supera los seis millones de hectáreas correspondientes a 24 partidos de la provincia.

Contemplando que el stock vacuno de esta área representa el 13,4% del total nacional, un grupo de técnicos de la Estación Experimental realizó un trabajo para determinar las causas que afectan la adopción de tecnología en la ganadería bovina para carne de la Cuenca del Salado, desde un enfoque cualitativo.

El trabajo de investigación, realizado con criterio multienfoque, interdisciplinario y con fuerte participación de los productores, permitió obtener un diagnóstico de la percepción de la ganadería bovina para carne en la Cuenca del Salado, y de las razones que subyacen a la toma de decisión en adopción de tecnologías, sean éstas de proceso o de insumo.

Según explican los responsables, el estudio fue más allá de la mirada técnica dado que “se construyó a partir de la visión del contexto de los productores ganaderos, valorando sus palabras, experiencias, saberes, preocupaciones y problemas”. En virtud de ello “se obtuvo información valiosa para propiciar la construcción colectiva de propuestas tecnológicas acorde a la complejidad de la problemática encontrada en la región”.