“Vos sos una de las personas, de la generación tuya, que papá más quería” le dijo Ricardo Alfonsín en una reunión que mantuviera con el intendente Gorosito

El intendente municipal de Saladillo, Carlos Antonio Gorosito, mantuvo una reunión de trabajo con el Diputado Nacional Ricardo Alfonsín. La reunión se desarrolló en la casa que ocupaba, en la capital federal, el ex presidente de la República Dr. Raúl Alfonsín.

El intendente y el diputado pasaron revista a una serie de temas de interés nacional y provincial. Al terminar la reunión  Ricardo Alfonsín le entregó a Gorosito dos objetos personales del Dr. Raúl Alfonsín. Se trata de una junta de plata con las iniciales del ex presidente, R.A. y la distinción Una Mano Solidaria que le otorgara la Fundación del Padre Mario Pantaleo al Dr. Alfonsín con posterioridad al recordado accidente que tuviera éste en el sur. Ricardo Alfonsín le expresó a Gorosito: “Goro, estoy seguro que papá desde algún lugar está mirando, vos sos una de las personas de la generación tuya que más quería en la UCR, esto lo sé, me consta personalmente. Varias veces, cuando estábamos en espacios diferentes me decía: ‘preguntale a Goro, hablá con Goro’. Sé además que fue el quien te llamó para que fueras candidato a presidente del Comité Provincia de nuestro partido, y vos no querías… yo quiero entregarte estas cosas que tenía papá en su propio escritorio”. Agregó Alfonsín que “quiero agradecerle a Saladillo por ser capaz de criar en su seno a un hombre como Goro. Un hombre tan importante para Saladillo, para la provincia y para el partido, particularmente porque sufrió mucho por el partido, trabajó mucho y se sacrificó mucho por el partido. Ustedes saben lo que le ocurrió, en un acto de militancia tuvo un accidente”. Gorosito, por su parte, le contestó diciendo “estoy muy agradecido, Ricardo, porque vos sabes el afecto que yo tenía por tu padre, y una de las últimas notas se la hicimos acá, en este mismo sillón. Cada vez que lo veo me emociono porque Raúl estuvo conmigo en el momento del accidente y me iba a ver todos los viernes en el lugar en donde yo estaba internado, tanto en el Hospital Italiano como en el Centro de Rehabilitación”.