El día 14 de abril, el hogar de ancianos ha recibido la visita del señor Ricardo Lissalde (*)

Le comentamos el esfuerzo que ha diario hacemos para que la institución se mantenga.

Lisalde conmovido por el trabajo nuestro, de realizar en forma continúa eventos para generar una entrada económica y observando que a pesar de los esfuerzos realizados no podemos proyectar mejoras en la parte edilicia del hogar, se comprometió a ayudarnos.

Nosotros recibimos una contribución mensual de los abuelos, no de todos.,una rifa que ayuda a pagar en parte a la Afip, la municipalidad nos da $2000 para comprar mercaderías, una enfermera y medico que asisten al hogar tres veces por semana ,y un subsidio mensual de $5500,00 que reservamos para abonar los aguinaldos del personal, gesto que tanto  agradecemos.

No poseemos deudas pero no podemos tener grandes sueños para una mejor calidad de vida de los asilados. Con renovadas esperanzas tenemos ahora la alegría de que un hijo de Saladillo nos va ha materializar en parte este sueño!

(*) Mabel