El Padre Sergio se refirió a su nombramiento como Párroco en Tapalque

El Padre Sergio se refirió a su paso por Saladillo, paso que se extendió por 9 años en nuestra comunidad. Afirmó que su nombramiento como Párroco de Tapalqué es un nuevo desafío que tiene en la vida. Por la noche, se llevó a cabo una misa y luego, un almuerzo a la canasta en el gimnasio del INJ.

Mencionó que su paso por Saladillo le ha dejado un montón  de amigos, de vínculos y de experiencias. “Creo que hemos trabajado en muchas tareas como son la juventud, la catequesis, la vida sacramental en distintas capillas, en pueblitos cercanos y esto me deja muchísimas cosas aunque rescato el aprender a trabajar porque he estado junto a un sacerdote como Antonio Gradoazzo”.

Recordó también cuando se ordenó como sacerdote que fue en el año 2002, sus comienzos como Diácono en nuestra parroquia y el llamado de Dios que se produjo cuando el tenía 16 años que luego se tornó a los 19 en sus comienzos en el seminario de Azul.

Por último dio un mensaje a la comunidad saladillense. “Si bien pareciera que muchas cosas no están funcionando lo que mas tenemos que cuidar es la familia porque es a donde siempre se vuelve. Como dice Jesús nos tenemos que amar los unos a los otros, si logramos sostener y profundizar el amor hacia los otros en las buenas y en las malas vamos a andar muy bien. Les deseo un feliz fin de año y principio del 2011, que puedan arrancarlo con alegría porque Jesús siempre nos está acompañando y Él tiene planificado todo para nuestras vidas”.