Reflexiones ante otro 1° de Mayo: “Cambiamos la flexibilización y precarización laboral por la defensa del empleo”

Nuevo EncuentroAnte la conmemoración de un nuevo 1° de Mayo queremos expresar nuestro saludo a todas y todos los trabajadores, aprovechando además este momento para reflexionar y pensar sobre una de las cuestiones fundamentales de nuestra vida: el trabajo.

Lo hacemos desde nuestro lugar de militantes que con ideas y convicciones reivindicamos un proceso político que reivindica sus 10 años de gobierno como una década ganada en derechos.

El 25 de mayo de 2003 comenzó uno de los más extraordinarios procesos de transformación del país a favor de los sectores populares.

Una etapa histórica, definitivamente contrastante con la sufrida durante las tres décadas anteriores y que pasará a la historia como un emblema de la recuperación de derechos. Una etapa nacional, popular, transformadora, que se expresa en miles de conquistas sociales, económicas, institucionales, políticas, culturales y laborales.

Una década ganada en la que se cambio la flexibilización y precarización laboral por la defensa del empleo, en la que cambiamos un Estado ausente por un Estado presente que entre otras cuestiones nos permite hoy tener el mayor nivel de trabajo registrado de los últimos 38 años.

Cambiamos salarios estancados por paritarias libres para avanzar en la redistribución del ingreso. Se recuperó el Consejo del Salario Mínimo. Cambiamos el abandono de los jubilados por cobertura social concreta. Fortalecimos la seguridad social con una ley que prevé aumentos automáticos cada seis meses. Se recuperaron los fondos de las AFJP. Cambiamos asistencialismo por capacitación.

Cambiamos el histórico olvido hacia los jóvenes por programas de acceso al primer empleo. El Plan Jóvenes con Más y Mejor Trabajo acercó al mundo laboral a más de 600 mil personas de entre 18 y 24 años.

Cambiamos explotación infantil por protección a los más pequeños, con leyes que sancionan el Trabajo Infantil. Cambiamos discriminación por equiparación de derechos. Incorporamos a los trabajadores rurales con una nueva ley y la cobertura social del Renatea. Y las trabajadoras de casas particulares que ahora tienen los mismos derechos que el resto de los trabajadores. Cambiamos “trabajo esclavo” por trabajo digno, decente.

Por eso, en este DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO festejemos por la dignidad del trabajo y los derechos recuperados. Porque hoy tenemos una década ganada con mucho trabajo. Con más Derechos, más Igualdad y más Patria.

NUEVO ENCUENTRO

         SALADILLO