Las vacas que pastorean tienen hasta el doble de anticancerígenos que las de feedlot (ECOS)

Según un estudio del INTI, el Ácido Linoleico Conjugado (CLA) también actúa evitando la obesidad y la ateroesclerosis. La investigación se centró en cortes de animales de raza Angus, y demostró que el engorde con granos en corral reduce las sustancias
Nota de Tiempo Argentino
Las vacas alimentadas por pastoreo en el campo argentino contienen más del doble de Ácido Linoleico Conjugado (CLA), única fuente de ácidos grasos con propiedades anticancerígenas aceptadas por la Academia Nacional de Ciencias de los EE UU, que las procedentes de feedlots y engordadas con grano en el corral. Así lo asegura un estudio realizado por el Centro INTI-Carnes en conjunto con la Asociación Argentina de Angus.
«Esto no sólo sirve de orientación para los consumidores de las carnes argentinas, sino que también es una herramienta de marketing para el posicionamiento de nuestras carnes en mercados internacionales», aseguró el director de INTI-Carne, Julio Eduardo Malis. El CLA también tiene propiedades beneficiosas para evitar la ateroesclerosis y reducir la deposición de colesterol y de grasa corporal.