Gracias querido maestro!!!! Sobra dolor y sobran lágrimas. Andrés Carrasco, el científico del pueblo se fue.

El científico que, luego de investigar en su laboratorio público los efectos del glifosato sobre la salud, decidió contráleselo antes a su pueblo que a los tecnócratas y a los científicos de elite que pretenden decidir qué cosas deben llegar a la gente y que cosas no.
Andrés, el científico popular, que demostró que no se puede o no se debe hacer ciencia aislado de lo social y que la tecnología no es “neutra” o aséptica, porque está siempre teñida de ideología, de política, de cultura.
Gracias Andrés por recorrer con tu mensaje de lenguaje cotidiano, acompañado siempre por esa mirada de enormes ojos, todo el país, desde los pueblos más chicos hasta las ciudades más populosas. Gracias por aceptar todas las invitaciones de los grupos y asambleas, desde las más humildes hasta las más conocidas, gracias por recorrer las Universidades, gracias por enfrentar a las corporaciones en serio, gracias por tu compromiso inclaudicable.
Gracias por haberte acercado a Saladillo para abrir la cátedra “Ambiente y Sociedad” unos años atrás y también por la pizza, la cerveza y el vino que compartimos juntos después.
No vamos a olvidar nunca tus aplausos y carcajadas mientras disfrutabas en Saladillo de la obrita de teatro, en defensa del agua, que te regalaron los chicos del grupo “Sin Rueditas y los títeres gigantes”. Lo guardamos en el corazón.
Todas enormes acciones y hermosísimos recuerdos… y eso quiere decir que no pasaste por la vida en vano.
La madre tierra te lo agradece y nosotros también.
Gracias querido maestro!!!
Un abrazo grande desde Saladillo
Ecos de saladillo.