Wuiovich y Macagno solicitan a Scioli una Subdelegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas en Saladillo

Wuiovich MacagnoLos concejales Vladimir Wuiovich y Marcos Macagno del bloque de la UCR, le solicitaron al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, que a través del Ministerio de Seguridad, arbitre los medios necesarios para que en Saladillo se cree una Subdelegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas.
La Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de la Provincia de Buenos Aires depende orgánicamente y a todo efecto de la Subsecretaría de Investigaciones en Función Judicial del Ministerio de Seguridad bonaerense.
Es un organismo superior de conducción, coordinación y control, que se encuentra estructurado y especializado en función de prevenir y reprimir conductas vinculadas a la producción, fabricación, preparación o comercio de sustancias estupefacientes.
Esta Superintendencia con sede en la ciudad de La Plata, está conformada entre otras áreas por la Unidad Especial de Lucha contra el Narcotráfico, la Delegación de Enlace Aeroportuario, Dirección de Cooperación Institucional y Planificación de la Gestión Operativa, dieciocho (18) Delegaciones y tres (3) Subdelegaciones distribuidas en todo el ámbito provincial y la Sección Canes Antidrogas.
Fue creada en el año 1990 bajo el nombre de Dirección de Prevención y Represión del Narcotráfico y Drogadependencia.
Saladillo depende de la Delegación La Plata, ubicada en 517 y 173, Melchor Romero (TEL: 0221-4781549), cuyo Delegado es el Capitán Marcelo Sergio Barbosa. Dicha delegación tiene a su cargo las ciudades de La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena, Verónica, Coronel Brandsen, Pte. Perón, San Vicente, Cañuelas, Ranchos, Lobos, Roque Pérez, Saladillo y San Miguel del Monte.
Los ediles radicales Wuiovich y Macagno destacaron que “para investigaciones de estas características se necesita tiempo y personal suficiente para tener resultados adecuados, y en él presente se hace prácticamente imposible dar las respuestas apropiadas”. Cabe señalar que en la actualidad dependemos de la Subdelegación de lobos, que cuenta con un solo efectivo y no tiene movilidad.
Los concejales de la UCR, afirmaron que “la zona de influencia de la Delegación La Plata es muy amplia y con distancias muy prolongadas de un punto a otro, principalmente para ciudades como Saladillo y Roque Pérez. Sería necesario e imperioso contar en nuestra zona con una subdelegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas. Para ello, Saladillo es un lugar estratégico por ubicación geográfica y por las rutas que lo atraviesan, ya sea la Ruta Nacional Nº 205 y las provinciales Nº 51 y 91”.
La Municipalidad de Saladillo, en su momento, inicio gestiones ante el Ministerio de Seguridad solicitando lo anteriormente enunciado y existen en dicho Ministerio expedientes presentados, también se manifestó la buena predisposición a colaborar con lo que sea necesario para la instalación de la mencionada Subdelegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, ya sea aportando un lugar físico o la logística adecuada para un normal funcionamiento.
Wuiovich y Macagno sostuvieron que “las localidades del interior, como es el caso de Saladillo, necesitan más atención en una de las problemáticas que más ha avanzado en la provincia de Buenos Aires y en el país todo, que es la del tráfico de drogas ilícitas y los daños que ello produce a muchas personas y los daños colaterales que se provocan”.
Entre las misiones y funciones de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas está la de garantizar la aplicación de la Ley 23.737 (Tenencia y Tráfico de Estupefacientes) a través del despliegue sistemático de recursos humanos y recursos materiales y técnicos afectados a la prevención y restricción del tráfico de drogas ilícitas, acorde a los lineamientos y estrategias elaboradas por la Subsecretaria de Investigaciones en Función Judicial.
También se deben efectuar proyecciones, de orden cualitativo y cuantitativo, en forma periódica, respecto de los recursos humanos, materiales y financieros que sean imprescindibles para el desarrollo de sus actividades y establecer lazos para coordinar acciones conjuntas con el Ministerio Público, el Poder Judicial y demás organismos e instituciones con competencia en la materia.
Se deben sentar las bases conceptuales, procedimentales y actitudinales del funcionamiento de la Superintendencia y ejercer el control y la fiscalización del cumplimiento de todas aquellas disposiciones legales y administrativas que competen al Mando General.
Además tienen que gerenciar la actividad operacional y profesional del personal a su cargo, a fin de prevenir y reprimir conductas vinculadas a la producción, fabricación, preparación o comercio de sustancias estupefacientes, conforme lo normado por la Ley Nacional nº 23.737 y decretos complementarios.
Asimismo, entre las misiones y funciones, hay que hacer cumplir resoluciones y órdenes que imparta la autoridad judicial competente y ordenar y realizar inspecciones a las dependencias subordinadas, velando por el cumplimiento de las disposiciones legales y administrativas, cuya observación corresponde a su personal.
Se deben promover, planificar y gestionar, en coordinación con la Subsecretaría de Formación y Capacitación, la realización de cursos de actualización para las distintas áreas de trabajo, como así también de especialización en temáticas concernientes a la lucha contra el narcotráfico.
Deben recibir sugerencias y propuestas, y brindar informes, ante el requerimiento de la superioridad, a los Foros Departamentales de Seguridad, los Foros Municipales de Seguridad y los Foros Vecinales de Seguridad. Es importante supervisar los procedimientos efectuados por las dependencias policiales a su cargo, como así también la información adquirida en los mismos y mantener una óptima y fluida comunicación con los responsables de las Delegaciones y Subdelegaciones dependientes del Mando General, a efectos de maximizar el grado de eficiencia y eficacia de cada una de ellas.
También, tienen que generar espacios de diálogo con los especialistas de las distintas instituciones y estamentos provinciales, nacionales e internacionales, en la temática que nos compete y se deben brindar oportunidades de participación activa del personal a cargo, para favorecer el logro de las conductas vinculadas a la prevención de la demanda y a la restricción de la oferta de sustancias ilícitas.
Un punto importante es el de asignar eficientemente los recursos técnicos y humanos, a partir de los lineamientos políticos fijados y se deben propiciar espacios de diálogo y reflexión a los fines de posibilitar una eficiente y eficaz actividad tanto operacional como profesional.
Se tienen que establecer criterios, pautas y directivas respecto de las actividades a desarrollar, por cada una de las dependencias, en lo mediato como inmediato.
La última misión y función de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas es la de generar directivas que provean el ordenamiento administrativo y operacional de las Delegaciones dependientes del Mando General.
Los concejales Vladimir Wuiovich y Marcos Macagno indicaron que “claramente se observa, que para poder dar cumplimiento a cada uno de los puntos enunciados se necesitan recursos humanos capacitados, recursos económicos, logística adecuada, materiales en general y que haya distribuidos en el territorio bonaerense de manera estratégica varias subdelegaciones de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas para que las investigaciones y operativos que se hagan sean más cotidianos y más efectivos”.
Finalmente, los ediles destacaron que “logrando lo enunciado anteriormente daríamos cumplimiento a una de las premisas fundamentales en la lucha contra el tráfico de drogas ilícitas, ya que desde la investigación y la presencia permanente se da un paso importante en la prevención”.-