El Compañero Ariel Delía se nos adelantó en su partida a la morada del Señor

El Compañero Ariel Delía se nos adelantó en su partida a la morada del Señor. Fue nuestro líder político durante muchos años, desde que el golpe militar del ´76 lo destituyera por la fuerza.
Había sido electo Intendente por el Pueblo de Saladillo en 1973 siendo candidato por el FREJULI, además fue concejal, Senador provincial, Director General de Informática Jurídica y Entidades Profesionales, fue congresal nacional y provincial del Partido Justicialista, y varias veces Presidente de partido justicialista.
Su sencillez, austeridad y humildad conjugaron siempre con su inquieta percepción de los problemas sociales, de los más necesitados, de los enfermos, de los jóvenes, de los ancianos.
Tenía predilección por los temas productivos y de desarrollo comunitario, de la salud, de la cultura. Fue adelantado en varias iniciativas que luego se plasmaron por parte del Gobierno como el caso de donación y trasplantes de órganos en la Provincia, lo que luego se llamó INCUCAIBA.
Dedicó mucho tiempo de su vida, por no decir toda, a la política, su pasión y su razón, fue un intérprete cabal de la justicia social de Perón y de Evita, pero ello lo coronó con hechos de vida, no sólo retóricamente. Repudió los lujos que otorgan muchos cargos y siempre cabalgó palmo a palmo con los más necesitados, no faltando oportunidades para solucionar problemas sociales con sus propios recursos.
El Partido Justicialista de Saladillo le rinde este merecido homenaje a quien fuera el último Intendente Justicialista en Saladillo.
Se nos adelantó en su partida un compañero, un amigo que es reconocido por todo el pueblo; para nosotros un orgullo tener su nombre en el movimiento nacional justicialista.
Y qué mejor para recordarlo que con una nota enviada por él mismo al Honorable Concejo Deliberante de Saladillo, con motivo de cumplirse el 29º aniversario del golpe de 1976.

Señor Presidente del Honorable Concejo Deliberante de
Saladillo, Don José Luis Salomón.

Me dirijo a Ud. a fin de hacerle llegar algunas reflexiones que considero propicio y solicito sea leídas el día de la conmemoración del golpe de 1976.

QUERIDOS JÓVENESSALADILLENSES.
El 11 de marzo de 1973, el pueblo mediante voto popular, me eligió Intendente Municipal de Saladillo. El 24 de marzo de 1976 fui destituido por el golpe militar. Las fuerzas armadas encabezadas por un sector que se creía iluminado, irrumpieron
violentamente en el país y por ende en Saladillo, conspirando así contra el sistema democrático, sumiéndonos en la más salvaje e irracional dictadura militar.
Sabido es, que el método utilizado para quebrar la resistencia popular, fue la implementación desde el aparato del estado, de un plan sistemático del genocidio: el exterminio de quienes se atrevían a defender ideales, pensar o actuar distinto en cualquier sector social. Así, con persecuciones, arrestos, torturas físicas o psicológicas,
asesinatos, llegaron a sumar miles los hoy desaparecidos, física o intelectualmente.
Hoy a 29 años, quiero decirles a nuestros jóvenes y a nuestros hijos que este pasado existió y que actos como el que hoy llevan a cabo, son importantísimos para reflexionar
y no olvidar.
Que nuestro desafío es garantizar la reconciliación, pero manifestando enérgicamente que el quiebre constitucional es un delito y que las instituciones deben estar subordinadas al poder político elegido por el pueblo y sometido a la justicia.
Que la búsqueda de la verdad, la justicia y el sostenimiento permanente de la memoria son requisitos indispensables para la consolidación del “Nunca Más” al que adherimos como sociedad desde la reinstauración de la democracia.

ARIEL HORACIO DELÍA
Intendente Municipal de Saladillo (1973-1976)

PARTIDO JUSTICIALISTA DE SALADILLO
MENGARELLI DANILO – Secretario General
SARLO AMARO – Vice Presidente
ABARCA WALTER – Presidente

BLOQUE DE CONCEJALES DEL FRENTE PARA LA VICTORIA.

140718 Walter Abarca