Carta de la mamá de una joven fallecida de cáncer

Esto que escribo es para que no le pase a otra persona o familia que no tiene plata ni los medios para descubrir una enfermedad sin remedio ni salvación.
A mi hija le dieron el alta en el Hospital Posadas cuando tenía cáncer de intestino. No tienen un especialista de ninguna clase. Tienen un tomógrafo nuevo (nuevo) y no tenían el líquido necesario para hacerle una tomografía a mi hija.
El primer día que fue con dolor a la guardia, la doctora que estaba ese día le recetó una ecografía y después de dos horas de esperar para realizársela, le avisan que la ecógrafa no iba a venir porque ese día no estaba de guardia. Así que mi hija le dijo: – te podes morir tranquilamente…, a lo que la doctora le responde: – si, la verdad que sí.
Mientras la enfermedad de mi hija avanzaba, nadie le pudo dar un diagnóstico de su enfermedad. Y así pasó un mes. Hasta que la llevaron a La Plata. Supuestamente por un conducto obstruido con una piedra vesicular que se había trasladado a las vías biliares. Ella volvía de La Plata al otro día y le colocaron dos prótesis, tenía las vías biliares tapadas.
A todo esto, las idas y venidas, seguía creciendo su enfermedad. Hasta que la familia Bruno me contactó con el Doctor Carlos Greco, que atiende en la clínica de Saladillo. Él le mandó hacer una tomografía computada y al verla, con sus pocas palabras me dijo que era urgente que la lleváramos a La Plata.
Cuando llegamos al Policlínico San Martín, a los pocos días, la operaron de intestino, pero mi hija ya tenía todo el cáncer desparramado.
Con todo esto quiero contar que a mi hija la dejaron pasar en el Hospital Posadas. En pocas palabras, no tenían ni idea de la enfermedad de Carla hasta el punto de darle el alta. Cuando fuimos a pedirle al director del hospital que nos firmara la orden para una tomografía me dijo: -a mi no me llores. Ya que como no tenían el líquido para realizarla en el hospital, necesitaba su autorización para que la tomografía que finalmente me diría el diagnóstico de mi hija, se la realizaran en la clínica.
Yo se que al escribir esto no voy a revivir a mi hija, pero lo hago porque no quiero que le pase a otra persona y lo que pido es que en el Hospital tengamos médicos especializados, en Intestino, Hígado, Pulmón y Riñón.
Claudia Beatriz Salina, la mamá de Carla Salina.