Semana mundial de la lactancia materna

La semana mundial de la lactancia materna, instaurada oficialmente por la OMS / UNICEF , es actualmente el movimiento social más extendido. Se celebra en más de 120 países, del 1 al 7 de agosto, y tiene como objetivo la protección, el fomento y el apoyo al amamantamiento del recién nacido.
Las metas de esta campaña son:
Aumentar la conciencia pública sobre el valor económico de la lactancia materna vs. el alto costo de la alimentación con biberón.
Proveer información concreta sobre las ventajas de la lactancia materna.
Concientizar a los gobiernos a apreciar el valor económico de la lactancia materna para todos los sectores de la sociedad y la continuación y mejoramiento de los programas de apoyo en los presupuestos de salud pública.
Restablecer la lactancia materna como parte del ciclo reproductivo y de salud de las mujeres.
Promover la Iniciativa Global de Apoyo a las Madres como una de las múltiples maneras de brindar acompañamiento y protección legal a las mujeres que amamantan.
Educación para la Vida y la Salud
Los objetivos de la Semana Mundial de Lactancia Materna son:
#Aumentar la conciencia pública sobre la importancia de la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna como un indicador básico del buen crecimiento y desarrollo de los niños.
#Animar la incorporación de educación en lactancia materna y prácticas apropiadas de alimentación infantil a todos los niveles de educación formal e informal, incluso el nivel inicial.
La leche materna es el mejor alimento para el bebé. La OMS y el UNICEF recomiendan que los bebés sean alimentados exclusivamente con leche materna desde el nacimiento hasta los seis meses de edad y con leche materna y alimentos complementarios hasta los dos años.
Todas las madres pueden dar de mamar a su bebé. Es importante contar con el apoyo y ayuda de familiares, amigos, personal de salud y empleadores.
Se debe dar el pecho al bebé lo antes posible después del parto y el bebé debe mamar siempre que quiera.
Es normal poner al bebé al pecho frecuentemente, lo que satisface y reconforta al niño y estimula la producción de más leche. El intervalo entre comidas gradualmente se prolonga a medida que el bebé crece.
La lactancia materna ayuda a los niños y a las niñas a crecer de manera adecuada y los protege de enfermedades.
Las madres que trabajan fuera del hogar y las jóvenes que concurren al colegio, pueden continuar dando leche materna por medio de la extracción de su leche o dando de mamar durante la jornada laboral/escolar. Las pausas para amamantar durante la jornada laboral así como un lugar apropiado para ello y los jardines maternales cercanos al lugar de trabajo e incluso allí mismo contribuyen a facilitar el proceso.
La lactancia materna exclusiva es:
• Segura porque, a diferencia de cualquier otro alimento, la leche materna tiene todos los nutrientes necesarios, en la cantidad adecuada y de una calidad especial.
• Saludable porque contiene factores de protección que contribuyen a prevenir infecciones y reducen el riesgo de condiciones alérgicas.
• Sostenible porque contribuye a mantener una fuente segura de comida. La leche de pecho se puede obtener siempre que la madre o la nodriza estén presentes. Una mujer puede fabricar siempre leche de una calidad insuperable con solo alimentarse adecuadamente, si bien sabido es que el factor emocional influye considerablemente.
El distintivo de esta semana es un lazo dorado, a este lazo se asocia el símbolo de la protección, la promoción y el apoyo a la lactancia materna, simboliza además la excelencia de la leche materna, una vuelta representa a la madre y otra al hijo. La cinta es simétrica, expresando que la madre y el hijo son igual de importantes en la lactancia. Si falta uno de ellos, no hay lactancia. Es un derecho de los dos. El nudo representa al padre/familia, los Grupos de apoyo a la lactancia materna y a la sociedad. Es el elemento que conforma el lazo, el que ejerce su apoyo para que la lactancia tenga éxito.
COMISION Y GRUPO DE TRABAJO DE GAPEO, “Sonreír a la Vida”