Néstor Kirchner Más Vivo que nunca – 2010- 27 de octubre- 2014

Néstor Kirchner no recitó las frases de Perón, las llevó a la práctica.Tampoco formó parte del culto museológico de algunos, recuperó el combate por la justicia social, la lucha por los más desprotegidos y por la igualdad de oportunidades. En síntesis: volvió a la esencia de la existencia del peronismo.

Ese hombre que vino del sur, demostró que el peronismo no estaba solo en los manuales de historia como una categoría romántica propia del pasado.

El peronismo marcó un hito en la historia de nuestro país porque como fenómeno político-social incorporó un nuevo sujeto “el trabajador” y a partir de la afirmación de esa subjetividad, construyó un universo de nuevos derechos, los llamados sociales.

Sobre el valor de la justicia social nació una Argentina diferente, más igualitaria. Las versiones del pseudoperonismo neoliberal –creador de pobreza y desigualdad- y el pactista -reproductor de las condiciones de pobreza-, quisieron imponer la visión de que los ideales del peronismo eran el pasado.

Kirchner ayudó a despojarnos de los pre-juicios que se profundizaron en los ‘90 junto con esa “Argentina del fracaso” a los que muchos apostaron y entre otras cosas nos convocó a trabajar con valor y compromiso por el otro y por la Patria.

Un ejemplo de ello fue cambiar el “no poder” por el “querer hacer” y así hizo que dejáramos de pensar que no se podía cambiar la realidad social de muchos argentinos, que la Argentina no tenía destino, que lo político era sinónimo de corrupto, que el Estado no tenía capacidad de acción.

Logró motivar al ciudadano, a abrir las mentes, los corazones y elegir lo mejor para sí y para nuestra comunidad. Un legado importante, una forma de valorar al ciudadano y una forma de hacer política diferente, porque la adhesión lograda es, además de pasional, racional.

En los momentos más duros de la última Argentina, durante los sucesos de 2001-2002, un país con grandes incertidumbres, sin futuro ni oportunidades, bancos cerrados, el éxodo de la juventud, los edificios públicos cercados y la dirigencia severamente cuestionada, Kirchner demostró que se podía volver a tener expectativas. Porque gobernar es, entre otras cosas, generar expectativas de futuro. Y él creó futuro con su acción concreta como fuerza creadora, generó las condiciones para que hoy proyectemos la Argentina de 2020 o 2030. Fue, lo que dijo que quería ser:»un puente de plata» para las nuevas generaciones.

Nada más gráfico para explicar la presencia masiva de las nuevas generaciones en la calle aquellos días de octubre. Aquella energía liberada, estaba representada por los miles de integrantes de esta nueva generación de argentinas y argentinos. La juventud como sinónimo de energía y los no tan jóvenes como sinónimo de pasión, terminaban de sellar su pacto con él.

Desde nuestro espacio político queremos recordarlo como siempre: Militando por una Patria más justa, más libre y más soberana.

PARTIDO JUSTICIALISTA DE SALADILLO

Mengarelli Danilo – Secretario General
Sarlo Amaro – Vicepresidente
Abarca Walter – Presidente